FOTO: MARIO JASSO/CUARTOSCURO.COM

Existe plena libertad de manifestarse, pero hay infiltrados y provocación, dice; manifestaciones tienen que ser pacíficas, pide.

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la decisión de proteger Palacio Nacional y otros edificios históricos en el centro de la Ciudad de México con murallas de vallas antimotines, lo anterior, con motivo de las manifestaciones previstas para este lunes 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Negó tener miedo a las protestas referidas y también rechazó ser “cobarde”, pero lo único que se busca es cuidar el patrimonio histórico del país, para no dar una mala imagen como país.

“Imagínense que no se cuida el Palacio Nacional y lo vandalizan, ¿qué imagen se da en el mundo? Pero eso que no se confundan, ¡no es miedo! Todos, todos, todos, todos los seres humanos tenemos miedo, todos, pero es distinto el miedo a la cobardía. Yo puedo tener miedo pero no soy cobarde, entonces no es por eso que se están poniendo esas bardas para proteger al Palacio, es para que no haya provocación”, explicó.

Desde Yucatán, donde supervisó avances en la construcción del Tren Maya, el Jefe del Ejecutivo Federal justificó el hecho al afirmar que las mujeres tienen libertad de manifestarse libremente en el país, incluso de insultar, pero hay “mucha provocación e infiltrados” en ese tipo de movimientos.

“Va a haber una manifestación de mujeres, están en todo su derecho de protestar, de expresarse, de manifestarse, pero hay mucha provocación, mucha gente que se infiltra y lo que busca es causar daño. Utilizan como forma de protesta la violencia y tiran bombas molotov y no queremos que haya heridos de ningún bando”, es decir, de las manifestantes y de las fuerzas de seguridad, remarcó.

“Yo prefiero esa protección, a que estén frente a frente fuerzas de seguridad y mujeres protestando, ponerlos de frente, enfrentarlos, no, porque eso sería dañino. Tenemos que seguir así, manifestándonos de manera pacífica”, demandó.

Fue enfático en que los edificios históricos deben protegerse, porque despintarlos cuesta, “no se pueden estar afectando las piedras” y hay que estar pidiendo permisos al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), expresó.

“Y también proteger nuestros edificios históricos, monumentos históricos. Muchos no saben, pero cuando se pinta Bellas Artes, cuando se pinta el Hemiciclo a Juárez, cuando se raya del Palacio Nacional, pues cuesta trabajo despintar, porque hay que pedirle permiso, autorización al INAH y no se puede estar afectando la cantera, las piedras de esos edificios que tienen siglos, entonces, es mejor protegerlos”, insistió en justificar.

Recalcó que en su administración está “prohibido prohibir”, se respetan las libertades del pueblo, nunca habrá represión contra los ciudadanos, pero se deben evitar las provocaciones. Recordó que en décadas anteriores, cuando fue opositor “decidido”, no “vendido ni simulador”, organizó “movimientos fuertes”, “éxodos por la democracia”, debido a que entre otras situaciones, le “robaron” la Presidencia de la República en las elecciones del año 2006.

Sin embargo, dijo, siempre se manifestó por la vía pacífica, sin romper un solo vidrio y sin arriesgar la vida de terceros. Ojalá se tenga tranquilidad el lunes 8 de marzo, que las manifestaciones se lleven a cabo sin violencia, porque personajes y líderes históricos en la lucha por los derechos humanos, como Mahatma Gandhi, en la India; Nelson Mandela, en Sudáfrica; y Martin Luther King, en Estados Unidos, optaron por la resistencia civil pacífica.

Demandó que quienes protestarán este lunes no tiren bombas molotov, no agredan a nadie y accedan a debatir con respeto.

Subrayó que debía aclarar su postura al especto, ya que sus adversarios “aprovechan todo” para cuestionarlo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.