Foto: El Heraldo

Se busca permitir la movilidad de viajes al extranjero.

EFE

Reino Unido debate desde hace semanas la implantación de un pasaporte de vacunación para facilitar la movilidad en viajes al extranjero, o incluso para permitir la entrada a lugares como pubs o estadios deportivos.

La discusión ha cobrado fuerza en las últimas horas después de conocerse la decisión del gobierno de Chipre de permitir la entrada sin restricciones a partir del 1 de mayo a los turistas británicos vacunados con las dos dosis.

Esta apertura a los viajeros británicos coincide con la Semana Santa ortodoxa que este año se celebra el primer domingo de mayo y, según el ministro de Turismo chipriota, Savas Perdios, permitirá la normalización de los flujos turísticos con el mercado que más visitantes lleva a Chipre.

Hace una semana, el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, comentó en una rueda de prensa que el Reino Unido quiere “permitir que las personas puedan probar su estado de vacunación si otros países lo exigen para viajar al extranjero”, aunque añadió que necesitan más “tiempo para pensar” sobre ello.

Entre las cuestiones pendientes de revisar se encuentra la aprobación de una “app”, que podría causar una “sociedad de dos niveles”, según denunció la asociación pro derechos humanos Liberty, donde unas personas “accederán a apoyos y libertades, y otras estarán excluidas”.

En este sentido, más de 260 mil personas han firmado ya una petición popular al Parlamento para que no se lleven a cabo los planes de estos “pasaportes de vacunación”, los cuales, según indica esta propuesta, podrían usarse “para restringir los derechos de las personas que han rechazado la vacuna”.

La hoja de ruta anunciada en febrero por el primer ministro británico, Boris Johnson, para la desescalada destacó que la fecha más temprana en la que los británicos podrán salir de sus fronteras será el 17 de mayo: lo que está por decidir es si lo harán de la mano de un pasaporte de vacunación o no.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.