El golfista tapatío de 29 años no esconde su emoción por jugar el ‘Masters’ por primera ocasión.

Agencia

JALISCO. El tapatío Carlos Ortiz recorría el campo de Augusta National en 2019 desde afuera de las cuerdas. Junto con el resto de la familia, apoyaba a su hermano menor Álvaro Ortiz quien terminaba aquel año con la sequía de 40 años sin mexicanos en el Masters. Carlos sabía desde entonces que pronto los papeles se invertirían y sería él quien competiría por el saco verde.

Yo pensé que iba a ser antes, pero si me imaginaba estar aquí en un futuro cercano”, mencionó Carlos entre risas. “Con todo esto del Covid la verdad estoy muy agradecido de estar aquí y estar cumpliendo el sueño de jugar este torneo por primera vez”. 

El tapatío de 29 años, que consiguió su boleto a Augusta luego de consagrarse campeón en el Houston Open en noviembre, llegó a la sede del Masters el domingo previo al evento para familiarizarse con el campo. Aunque su hermano Álvaro no le dio muchos consejos, el caddie que le cargó la bolsa en 2019, Steve Kling, ha sido de mucha ayuda. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.