Foto: Archivo

Tras las tormentas de semanas pasadas las líneas de Sapao se vieron rebasadas, los reportes de inundación seguían siendo atendidos hasta tres días después de las lluvias

Maira Ricárdez 

OAXACA, Oax. Con el periodo de lluvias y las tormentas locales que implican mucha agua en corto tiempo en áreas específicas, surge también el colapso de drenajes por doquier, reconoció el encargado del Despacho del Sistema de Agua Potable de Oaxaca (Sapao), Arq. Miguel Ángel Morales Morales.

Sucede que, al momento de construirlos, los responsables de obra de la mayor parte de los domicilios en la capital y zona conurbada conectaron al tubo de aguas residuales o aguas de uso, el drenaje pluvial, cuando esto no debiera ser así, el agua pluvial deberá tener salida hacia las calles, donde ira a dar a las rejillas y bocas de tormenta.

Sin embargo, al estar conectadas a la infraestructura sanitaria generan el colapso donde de un momento a otro, las aguas negras comienzan a fluir en los domicilios y calles diversas de la ciudad.    

La red sanitaria está diseñada para aguas de uso explicó, pero no para agua de lluvia, el diámetro de esta tubería es de 20 a 30 centimetros., mientras que los pluviales son de 45 hasta 1.50 metros., y es esta combinación de aguas negras con aguas de lluvia lo que genera los problemas de inundación en las partes bajas de la ciudad.

Se votan las tapas de las alcantarillas porque la cantidad de agua las colapsa, y comienzan a salir hasta en viviendas, esto como consecuencia reiteró, de un mal diseño de las viviendas que conectan las descargas de lluvia de sus patios de sus pichanchas, al drenaje, y el problema se vota ante las lluvias intensas generando una serie de afectaciones. 

El problema existe y el tema ahora es la solución, a menudo se expone el tema en las reuniones con la Dirección de Desarrollo Urbano del municipio de Oaxaca de Juárez, separar el agua de uso de la pluvial, de lo contrario esto seguirá pasando; la solución emergente mientras tanto podría ser sacar el agua de lluvia como tal a la calle, no vertirla al drenaje.

El tema es además cultural, pues sigue habiendo colonias y/o asentamientos irregulares que no cuentan con servicios, cuyos habitantes en días de lluvia intensa, abren su fosa séptica y vacían el drenaje a la vía pública, esparciendo sus aguas fecales al resto de la población, con todos los efectos negativos que esto representa. 

En lo que fue el período de tormentas más reciente, del cuatro a 17 de abril pasado, el call center de Sapao se vio rebasado reconoció el funcionario.

Los llamados de emergencia por inundación saturaron sus números, incluso dos y tres días después seguían atendiendo estos llamados dijo, y en este contexto lo que están haciendo es previendo emergencias, para ello activaron un programa de limpieza de rejillas que va desde Periférico hasta Cinco señores, considerada la zona más crítica por inundaciones en la ciudad, así como otros puntos de la zona norte como Belisario Domínguez y otras avenidas principales. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.