ESPECIAL: La incesante búsqueda de una niña triqui

PATRICIA BRISEÑO


OAXACA, Oax.En pocas semanas se cumplirán 14 años de la desaparición de Daniela Ortiz Ramírez, la edad que tenía cuando desapareció, mismos que su familia lleva buscándola por cada rincón de la zona indígena triqui, y en demanda de justicia.

En 2007, la adolecente cursaba el segundo grado de secundaria e integraba el equipo de baloncesto de su plantel, además, gustaba de participar en los  certámenes de oratoria en los que resaltaba su orgullo por sus raíces indígenas.

La familia emprendió su propia investigación, con recursos propios, recorrió cementerios, basureros y caminos sinuosos, además,  recuperó testimonios  debido a que agentes de investigación, de la entonces Procuraduría General del Estado, y la actual, Fiscalía, consideraron que no estaba garantiza la integridad física de los elementos para una posible diligencia, debido a la alta conflictividad en la zona.

El 5 de julio de 2007, Daniela desapareció junto con su hermana, Virginia de 20 años, ambas abordaron un taxi rumbo a  San Marcos Xinicuesta,  Tecomaxtlahuaca, Oaxaca, una población próxima al bastión de las organizaciones Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI) y la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort).

La familia presume que en el trayecto las hermanas Ortiz Ramírez  fueron identificadas por ser originarias del El Rastrojo, San Juan Copala, refugio de la organización predominante,  Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), contraparte de las otras dos, por la disputa del dominio del territorio, que ha cobrado enfrentamientos armados.

Al respecto, Emelia Ortiz, prima de Daniela y Virginia, aseguró que tras 14 años de la desaparición de sus primas no hay interés del gobierno de Oaxaca ni municipal ni federal para investigar este caso.

“Nunca llevaron a cabo acciones para dar con el paradero, sino por el contrario el entonces procurador del estado, Evencio Nicolás Ramírez, se burló de nosotros, diciendo que no expondría a su gente, en la zona de conflicto.”

“Desde su desaparición a la fecha, la madre de ambas, Antonia Ramírez, perdió la tranquilidad, vive en un constante sobresalto, pues cada que ladran los perros o se estaciona con coche afuera de su casa, imagina que se trata del regreso de sus hijas. Se enfermó, y olvidó al resto de su familia ”, refirió.

Al paso de los años y ante la apatía institucional, la familia inició la organización “Si no están ellas, no estamos todas”, con el objetivo de continuar la búsqueda de las jóvenes. En su camino documentó como Francisco H, Timoteo Alejandro Ramírez, José Ramírez y Miguel Ángel Velasco, fueron vistos en una camioneta cuando llevaban a las dos jóvenes vendadas de los ojos.

Aunque se configuró el delito de secuestro nadie nunca pidió rescate por sus primas, después se giró orden de aprehensión contra los presuntos responsables, y años más tarde, tres fueron liberados, y uno está próximo a salir, a pesar de que –en un momento de ira–  dijo haber participado en la incineración de ambas jóvenes, pero la autoridad desestimó los dichos. 
“Daniela, era una niña, y aunque no sabemos donde está  la vamos a seguir buscando hasta debajo de las piedras. Para el gobierno, tal vez, no represente nada porque es mujer, indígena y pobre, pero son nuestras families. No la buscan porque no son influyentes, pero si fueran ricas o hijas de políticos, ya la habrían encontrado”, consideró Emelia.

DATO:
La organización Consorcio Oaxaca refiere que  la desaparición de mujeres es quizá uno de los hechos más violentos no solo contra las mujeres sino también contra sus familias, en tanto que genera la incertidumbre de no conocer el paradero de sus hijas, madres, esposas, hermanas, ni si éstas viven o están muertas. La desaparición de personas ha aumentado en los años recientes en el país y ello ha impactado también en el número de mujeres y niñas en esta condición.

Sin embargo, la búsqueda de las personas desaparecidas suele verse obstaculizada por el hecho que la ley impone un plazo de 72 horas para iniciar las diligencias ministeriales.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.