Citlalli López

OAXACA, Oax. Jessica Itzel García García, originaria de San Sebastián Río Hondo, fue la única mujer que se postuló a la diputación local por mayoría relativa en el Distrito 24 de Miahuatlán de Porfirio Díaz. A pesar de que a ese distrito le correspondía ser representado por una mujer, este derecho le fue negado. Violentando la tabla de competitividad, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional asignó a un hombre.

Amparada en las acciones afirmativas establecidas por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), que abren la puerta a candidaturas para personas jóvenes y la tabla de competitividad que instruye en la asignación por género, la joven de 23 años de edad, da la batalla por hacer valer sus derechos político electorales.

En aquel distrito fueron ocho aspirantes hombres quienes se registraron por la candidatura. Itzel fue la única mujer y joven. En un primer momento el partido político la llamó para conocer su trabajo realizado y los motivos para contender, sin embargo, bajo argumentos como que “era muy joven” y que lo que requerían era un hombre para la candidatura” le cerraron las puertas.

 “Esta lucha que estamos encabezando vamos a seguirla hasta donde dé, de ser necesario hasta la Sala Superior para establecer un precedente y seguir impulsando a más mujeres. Claro que hay miedo porque nos estamos enfrentando a cacicazgos, estamos tocando intereses, entonces obviamente existe el miedo, pero más fuete que el miedo es la unidad, no estamos solas, nos estamos acompañando y queremos que realmente la voz de las mujeres se escuche”, señaló.

Itzel es estudiante de décimo semestre de la carrera de Derecho en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y actualmente dirige la Asociación Civil “Centro Juvenil Incuba Oaxaca.

La juventud -dijo- conforma a un sector muy importante, es necesario que su voz sea escuchada en el Congreso, que sean tomados en cuenta y no solamente se les llame para el brigadeo o las campañas.

Actualmente, destacó, hay una agenda muy amplia tanto en el terreno económico como en el de salud, empleo, educación, seguridad y muchos otros temas de interés, pero que se les ha quitado la oportunidad de incidir en la toma de decisiones.

“No nos han preguntado ni siquiera si la ley de las personas jóvenes está pensada con perspectiva de juventud. De ahí la importancia de tener una voz en el Congreso”, señaló.  

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.