*Toledo ve se inaugura este jueves en Casa de México en España

Rocío Flores

OAXACA, Oax. La ausencia de Francisco Toledo es notoria en la casa que en 1988 convirtió en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO). Pero su visión de la vida y las cosas perdura.

Toledo vio detalles que el ojo común no detecta. Vio el arte en lo cotidiano y logró trascender a otros espacios y objetos. Quizá por eso la creatividad del artista oaxaqueño sigue siendo motivo de admiración y respeto. 

Francisco Toledo abrió un panorama en el diseño con piezas que parten de cosas muy simples, pero que dan muestra de su nivel de abstracción, dice Hazam Jara, quien trabajó con él durante 10 años en distintos proyectos de diseño en el Centro de las Artes de San Agustín en Oaxaca.

“La mayoría de sus ideas venían de los objetos más sencillos, a veces hasta de una semilla, una red para pescar, o cualquier otra cosa común. Él encontraba la estética y el diseño en cosas que nosotros estamos viendo a diario. Era una persona excepcional en cuanto a sus procesos creativos. Hasta en las sombras de los árboles o la que generaban algunas cosas encontraba algo para hacer arte”, dice Hazam, ahora director del IAGO.

Ejemplos de estas piezas son los balones de fútbol que se maquilan en la cárcel. Toledo encontró los patrones para hacerlos con su diseño y le dio otro giro a una de las principales actividades que tienen los internos; lo mismo la joyería hecha con cuero de cabra y polvo de oro, materiales que no se habían experimentado en el diseño de este tipo de objetos.

“Siempre nos sorprendió porque se adaptó a las necesidades del momento o a la tecnología , era como toda su experiencia como artista plástico adaptada a nuevas formas de hacer las cosas, abrió un panorama distinto para él y para quienes participamos del proceso. Todo era arte para él , su genialidad era tal que con unos pequeños trazos lograba decir bastante”, destaca Hazam.

Toledo ve: el arte, la artesanía y el diseño 

La obra del artista zapoteca vuelve a Europa después de más de 20 años. Casa de México en España presenta Toledo Ve, una exposición que da constancia de la exploración del artista en el diseño, en la que comparte su manera de ver el mundo.

Toledo ve  se conforma de más de 600 piezas. Se trata de objetos utilitarios que fueron intervenidos por el artista o en otros casos sirvieron de fuente de inspiración. 

La muestra se inaugura hoy en España. Es la última gran exposición itinerante planeada y curada por el mismo Toledo, quien murió el 5 de septiembre de 2019, solo dos meses después de la inauguración en la Ciudad de México. 

Toledo ve reúne piezas que van desde el dibujo y el grabado hasta la acción comunitaria, la gráfica intervenida y la elaboración de objetos en piel, plata, textiles, vidrio y fibras naturales, además de joyería elaborada con piel, cuero y oro, e inspirada en la fauna local del Istmo de Tehuantepec, con animales como cangrejos, monos, peces, chapulines o saltamontes, perros y lagartos.

“Es una exposición en donde se desdibujan las fronteras entre el arte, el diseño y la artesanía. En ellas se aprecia la inmensa creatividad del maestro Toledo y la manera de retomar lo cotidiano y transformarlo en arte”, dice Ximena Caraza Campos, directora de Casa de México en España, el espacio que albergará la exposición del 29 de abril al 19 de septiembre de 2021.

Caraza Campos considera que en la obra del artista zapoteca, el arte, la artesanía y el diseño tienen el mismo valor. Son igual de relevantes los papalotes elaborados colectivamente, los azulejos diseñados por Toledo y otros artistas invitados, así como la joyería o las radiografías intervenidas para denunciar temas sociales. 

“En Casa de México tratamos al arte, arte popular y diseño como una oportunidad de dar a conocer a nuestro país a través de la cultura. Los tres cumplen con este objetivo y representan a nuestros artistas, maestros y creativos. Con Toledo Ve creemos que los límites que puedan tener estas categorías se hacen permeables”, dijo en la entrevista vía correo electrónico.

¿Cuál sería el aporte de esta exposición para repensar lo social en esta crisis por la pandemia?

一Las  piezas, además de mostrar la manera cómo veía y se relacionaba con su entorno, revelan un impacto social. Los talleres colectivos que el artista creó tienen impacto más allá de la derrama económica, pues fortalecen el sentido social, de pertenencia y a la vez estimulan la creatividad.

Toledo Ve subraya el compromiso que la obra de Toledo tiene con el entorno natural, social y político. Vivir la obra del artista y conocer el entorno creativo, la relación que guardan las piezas con las vivencias del artista, la inspiración de lo cotidiano y la sensibilidad de los problemas que se presentan en el mundo resultan en la admiración de las piezas en lo individual y en lo colectivo.

Adicionalmente, en estos momentos en donde­­­ la solidaridad tiene que ser uno de los principales valores de personas e instituciones, Casa de México retoma la reflexión del maestro Toledo de hacer el arte accesible para un público más amplio.

Estoy segura que presentar esta exposición en Casa de México, es dar la oportunidad a los españoles de conocer y reconocer a un artista contemporáneo de los más importantes en México y en el mundo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.