Patricia Briseño

OAXACA, Oax., Mujeres y hombres combatientes de incendios forestales y técnicos en el manejo de fuego en Oaxaca atiende este martes, al menos cinco incendios, por lo que la celebración por su día quedará pendiente para otro momento.

Desde 1998, el cuatro de mayo, se conmemora el Día internacional del combatiente de incendios forestales, a raíz de la muerte de cinco voluntarios que perdieron la vida durante el combate de un incendio en Linton, Australia.

“Los combatientes son héroes y heroínas anónimos que arriesgan su vida con su labor ardua y comprometida para la protección de los recursos forestales. Entregados en tan noble esfuerzo y en memoria de los compañeros caídos”, resaltó el director de la Comisión Estatal Forestal de Oaxaca (Coesfo), Aarón Juárez Cruz.

De acuerdo con la estadística de la Coesfo en el transcurso del presente año, los combatientes han atendido 153 incendios, con un saldo estimado de más de 19 mil hectáreas siniestradas de matorral, producto forestal no maderable,y en menor medida ecosistemas sensibles y producto forestal maderable. 

En las tareas de combate y control de los incendios se reportó la participación de  más 15  mil participantes en distintos momentos, incluyendo la línea de fuego, y otros en la línea de control; con una duración de tres a cinco días, aunque algunos ascendió a 10 días, y descansos de menos de ocho horas, para dormir, comer e hidratarse.

Juárez Cruz destacó el valor de cada uno de los 152 combatientes de la Coesfo; los  64, de  la Comisión Nacional Forestal (Conafor), y 24 de la Comisión de  Áreas Naturales Protegidas, además de los soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional.

También mencionó el auxilio de la Coordinación Estatal de Protección Civil, brigadas rurales y Cuerpo de Bomberos, entre otras instituciones.

Magaly Palacios Santiago, mixteca de 28 años, combatiente de incendios forestales de la Conafor definió su trabajo como apasionante, “pues se requieren nervios de acero para mantenerte en alerta y tranquilo, para dominar el triángulo del fuego: calor, oxígeno y combustible”.

Dijo que todo combatiente está expuesto a riesgos por el simple hecho de enfrentar  el fuego; ayudan a proteger y conservar los recursos naturales, para ello, pasan muchos días, incluso meses lejos de sus hogares ya sea en actividades de prevención o en la línea de fuego, trabajando para extinguir los incendios

El grupo de brigadistas debemos tomar en cuenta medidas durante el combate: informarnos sobre las condiciones del clima; comportamiento del incendio; conservar la comunicación con tus compañeros, jefes y fuerzas adjuntas de la brigada y tener control a toda hora, sobre el equipo que traes contigo, que incluye tu herramienta.

La integrante del campamento de la ciudad de Tlaxiaco, consideró que las y los combatientes de incendios, incluidos bomberos y elementos del ejército,  son heroínas y  héroes anónimos que acuden a cada llamado sin que su trabajo sea reconocido, a pesar de los riesgos que conlleva enfrentarse al fuego.

“Es importante hacer un llamado a los productores agropecuarios a realizar con precaución las acciones de tumba y roza, debido a que es la principal causa de los incendios, seguido de actividades relacionadas a la caza, cultivos ilícitos, fogatas, fumadores, quema de basura, entre otras”, concluyó .

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.