Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Una de las aspirantes a magistradas del Tribunal Superior de Justicia del Estado, presentó un amparo contra las magistraturas que designó el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa y en respuesta un juez federal, concedió la suspensión de la entrada en funciones de los magistrados, Abraham Isaac Soriano Reyes y Moisés Molina Reyes.

No obstante, el Ejecutivo del estado y los magistrados aludidos, no han sido notificados de la resolución del juez federal.

El pasado 4 de mayo, vencido el plazo constitucional de 20 días que tenía el Poder Legislativo para resolver el procedimiento de selección de magistraturas del Poder Judicial y ante la omisión de la 64 Legislatura, Murat Hinojosa designó como nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado, a Molina Reyes y Soriano Reyes.

La jueza de Control y Enjuiciamiento adscrita al Circuito Judicial de Valles Centrales, Erika María Rodríguez Rodríguez, presentó una demanda de amparo contra actos de la 64 Legislatura y otras autoridades, por incumplir -entre otras cosas- con la ley de paridad en todo.

En la suspensión provisional que concedió asentado en el INC 591/2021, el juez primero de distrito determina: “se suspenden las funciones en el cargo de magistrados del Tribunal Superior de Justicia a Moisés Molina Reyes y Abraham Isaac Soriano Reyes.

Por lo pronto que, “se designe en términos del artículo 104 de la constitución del estado de Oaxaca a las personas que ocupen de manera provisional.

El artículo 104 constitucional establece que las faltas temporales de los Magistrados serán cubiertas por los Jueces de Primera Instancia que designe el Pleno del Honorable Tribunal Superior de Justicia, tomando en consideración la antigüedad, eficiencia, capacidad y probidad en la impartición de justicia.

No obstante, eso no significa que el juez federal determinara anular las designaciones de magistrados del TSJE de Molina Reyes y Soriano Reyes, debido a que solo emitió medidas cautelares, en tanto, entrará al fondo de la demanda de amparo o como técnicamente clasifican los jurisperitos, se entra al fondo del asunto.

Jéssica Maribel Arango Bravo, jueza en Materia Civil, es otra de las aspirantes que impugnó la designación de Soriano Reyes y Molina Reyes.

Estos dos magistrados fueron designados por Murat Hinojosa, el 4 de mayo de 2021 y posteriormente en sesión del pleno de los magistrados y magistradas del Tribunal Superior, se les impusieron toga y birrete.

El pasado 4 de mayo, vencido el plazo constitucional de 20 días que tenía el Poder Legislativo para resolver el procedimiento de selección de magistraturas del Poder Judicial y ante la omisión de la 64 Legislatura, Murat Hinojosa designó como nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado a Molina Reyes y Soriano Reyes.

El pasado 28 de abril, por falta de quórum de la diputación permanente del Congreso se suspendió la sesión y no convocaron a extraordinaria del pleno para elegir a los nuevos magistrados de Poder Judicial.

Una facción de Morena: Magaly López Domínguez, Elisa Zepeda; y del PT, Noé Doroteo Castillejos, pretendían sin tener votos necesarios, que el pleno eligiera a sus perfiles de magistrados.

No obstante, no existía acuerdo. Ese día, el dictamen se fue a la congeladora, debido a que 14 diputadas y diputados ya están en campaña para su reelección y otros cuatro más van por una presidencia municipal.

La Comisión de Administración de Justicia ya había dictaminado y elegido a quienes a su juicio serán los dos nuevos magistrados del Tribunal Superior: Érika María Rodríguez y Alejandro Magno González Antonio, vice fiscal que fue impulsado por el exfiscal, Rubén Vasconcelos Méndez.

No obstante, eso dos perfiles no reunieron el consenso de la mayoría ni los votos requeridos de las dos terceras partes de los diputados que estarían presentes en la sesión.

El artículo 102 de la Constitución de Oaxaca establece que, para nombrar a magistrados de los Tribunales Superior de Justicia, de Justicia Administrativa, y Tribunal Laboral, el gobernador emitirá una convocatoria pública para la selección de aspirantes de conformidad con los requisitos.

El Consejo de la Judicatura certificará el cumplimiento de los requisitos de Ley y aplicará los exámenes de oposición. Una vez concluidos, éstos remitirán al gobernador una lista que contenga ocho aspirantes.

De esa lista, el gobernador enviará una terna al Congreso para que elijan a quien debe ser magistrado o magistrada.

La elección de cada magistrado o magistrada sería por el voto de las dos terceras partes de las y los diputados del Congreso del estado, presentes en la sesión dentro del plazo improrrogable de 20 días naturales.

Si el Congreso no resolviera dentro de ese plazo, ocupará el cargo de magistrado la persona que dentro de dicha terna designe el gobernador. Ese fue el escenario en el que concluyó la elección de los dos nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia en favor de Molina Reyes y Soriano Reyes.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.