Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Cuarenta y siete días después de la desaparición y supuesto asesinato de la activista México-británica, Claudia Uruchurtu Cruz, -por presunta instrucción de la Presidenta Municipal de Nochixtlán y candidata a reelegirse al cargo por Morena, Lizbeth Victoria Huerta- la Secretaría de Derechos Humanos del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional se pronunció y pidió castigo a culpables.

“Exigimos justicia por desaparición de Claudia Uruchurtu y castigo a los culpables en Asunción Nochixtlán, Oaxaca”, plasmó ese organismo partidista de Morena en un escueto comunicado.

Al hacer referencia a la presidenta municipal de Morena, involucrada y procesada penalmente por el caso de la desaparición y asesinato de la activista, justificó que en México durante décadas existió una gran impunidad que protegía a autoridades de todos los niveles frente a los abusos que cometían contra habitantes del territorio nacional.

“Esta situación no puede mantenerse en la época de la Cuarta Transformación, pues contradice el propósito que la anima. Para dejar atrás este resabio de los regímenes anteriores es imprescindible que se investigue y sea sancionado de forma pronta y justa cada crimen cometido”, dice el documento oficial.

Respecto a Victoria Huerta, admite que fue electa apoyada por Morena a alcaldesa de Asunción Nochixtlán.

Así, 47 días posteriores a la desaparición de la activista México-Británica- la Secretaría de Derechos Humanos de Morena pidió la localización de la activista, una investigación imparcial y castigo a quienes resulten responsables, sin importar la bandera política que porten.

En tanto, al gobierno estatal le exigió diligenciar a quien corresponda para agilizar las investigaciones y localización de personas desaparecidas.

Además, castigo a los responsables y dejar de lado las preferencias políticas al indagar o ejecutar la justicia.

“¡Exigimos la localización con vida de Claudia Uruchurtu!, ¡Alto a la desaparición forzada!”, arengó.

Ese organismo partidario del Comité Ejecutivo Nacional de Morena reaccionó solo después del posicionamiento que hizo el Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el mismo caso.

Y es que este martes, López Obrador reveló que un testigo protegido -involucrado en el caso- señala que Victoria Huerta daría la orden de asesinar a la activista México-británica, Claudia Uruchurtu Cruz, desaparecida desde el 26 de marzo pasado.

En su habitual conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, declaró sin que mediara pregunta de por medio del caso, que un participante- acogido en la figura de testigo protegido-, aportó información y reveló que la activista fue asesinada por la presunta orden de Victoria Huerta.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.