MVS/ EFE

Los jefes de estado y del gobierno de España, Francia, Bélgica, Dinamarca y Suecia urgieron aprobar el mecanismo europeo para compartir vacunas y avisaron que si la Unión Europea no da un “paso al frente”, otros utilizarán las vacunas como una “herramienta geopolítica”.

Los cinco socios europeos transmitieron este mensaje en una carta dirigida a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen; al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; y al primer ministro luso, António Costa.

En la misiva avisan que “el mayor desafío que la humanidad ha afrontado en las últimas décadas no se puede superar con soluciones individualistas” y defienden que la UE debe estar en la “línea de frente” de los esfuerzos internacionales contra la pandemia.

“Las vacunas se han convertido en una política de seguridad y la UE no se puede permitir quedarse atrás”, sostuvieron. “Necesitamos ir más allá con el sector privado”, sentencian, y matizan que no se trata sólo de una cuestión “moral y política” sino también epidemiológica, porque “nadie estará a salvo hasta que todos lo estemos”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.