Foto: EFE

MVS/ EFE

La revista científica The Lancet, quien anteriormente avaló la legitimación de cara a la opinión pública global en torno a la seguridad y eficacia de la Fase III de la vacuna anticovid de Sputnik V, plantea objeciones en los datos científicos respaldatorios, y los considera insuficientes y poco transparentes.

De acuerdo a Infobae aún las dos principales agencias del mundo, la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EEUU (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no han aprobado la vacuna de origen ruso.

En la revista The Lancet señalan discrepancias en los datos e informes deficientes en el ensayo de Fase 3 de la vacuna Sputnik V, las cuales llegan un poco tarde porque la vacuna ya ha sido aprobada en 64 países.

El acceso transparente y disponible a los datos que sustentan los hallazgos de los estudios son imperativos para verificar y confirmar los desarrollos científicos declarados y el acceso restringido dificulta la confianza en las investigaciones.

Sin embargo, es aún más grave si hay aparentes errores e inconsistencias numéricas en las estadísticas y los resultados presentados.

Lamentablemente, según una investigación publicada en la revista científica The Lancet, esto parece ser lo que está sucediendo en el caso del ensayo de Fase III de la vacuna Sputnik V.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.