El sistema milenario de desagüe que desarrollaron los zapotecas aún funciona, por lo que el agua en unas horas se filtrará

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Las fuertes lluvias registradas en las últimas horas, provocaron que el agua se estancara este martes en la plaza central de la zona arqueológica de Monte Alba, asentada en la zona metropolitana de Oaxaca.

El encharcamiento impidió realizar el recorrido habitual a los visitantes del sitio arqueológico, reabierto en noviembre del año pasado por el Instituto de Antropología e Historia (INAH), luego del cierre temporal por recomendación sanitaria por la pandemia.

De acuerdo con el personal operativo de la institución el agua anegada derivó del escurrimiento por las laderas del cerro, sin que causarle daños importantes en los monumentos.

“El desagüe que implementaron los antiguos zapotecas, aun funciona bien, y conforme pasen las horas, el agua se habrá filtrado”, comentó un trabajador de mantenimiento. 

Asimismo, el INAH tiene un protocolo establecido ante cualquier fenómeno natural o meteorológico para lo que hay una cuadrilla de mantenimiento y conservación.

 Ante el paso de fenómenos hidrometeorológicos como el que se encuentra vigente en Oaxaca, las dependencia estatales y federales de Protección Civil, recomiendan prestar atención a ríos, arroyos y quebradas de corto recorrido y de respuesta rápida. 

Además, de manera permanente trabaja en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Comunicaciones y Transporte, y Comisión Federal de Electricidad, así como con las secretarías de la Defensa Nacional y Marina para contribuir a proteger a la población y su patrimonio.

La Conagua reportó hoy que la presa Yosocuta, localizada en la región Mixteca, superó el 80 por ciento de su nivel de almacenamiento ordinario,y tiene capacidad para recibir los posibles escurrimientos de los próximos días.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.