El olor de la orina puede verse alterado por la alimentación, el agua o por diversas enfermedades.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. La orina es un líquido, normalmente de color amarillento, que está compuesto, en su mayor parte, de agua, hasta un 95%. El 5% restante lo forman residuos, como urea, creatinina, ácido úrico, amoniaco, entre otros; e iones, como sodio, potasio, cloro, calcio, entre otros.

Por lo general, el olor de la orina no es fuerte , especialmente si una persona toma mucho líquido y está saludable. Lo cierto es que el olor de la orina se debe a la cantidad y concentración de los distintos residuos excretados por los riñones, según los expertos de Mayo Clinic. Este olor, puede verse alterado en algunas ocasiones, como por ejemplo, cuando está muy concentrada y tiene un nivel alto de residuos y poca agua, el olor de la orina puede ser como el del amoníaco.

Algunos alimentos e incluso algunos medicamentos, también pueden alterar el olor de la orina, según explican desde la entidad citada anteriormente. Los espárragos o ciertas vitaminas, pueden causar un notable olor muy característico.

Concretamente, según explica el doctor Fernando Ruiz Hernández, especialista del servicio de Nefrología Pediátrica del Hospital San Rafael, “es normal que la orina huela” ya que “en condiciones normales, tiene un olor variable y no suele ser indicativo de enfermedad”.

Ruiz recalca también que la orina “puede ver alterado su olor y su color por los espárragos, las cebollas, las coles de Bruselas, el café, o los ajos u otros alimentos ricos en vitamina B6 como el pollo, pavo, salmón, plátanos y las patatas”.

Un olor inusual puede ser signo de enfermedad

Pero, por otro lado, un olor inusual, podría indicarnos un trastorno médico o una enfermedad. Según los expertos de MedlinePlus, un olor fétido en la orina puede ser provocado por bacterias. Por otro lado, un olor dulce de la orina puede ser síntoma de diabetes no controlada o una enfermedad rara del metabolismo. En cuanto al olor a moho, puede deberse a una enfermedad hepática y ciertos trastornos metabólicos.

Desde Mayo Clinic exponen que, un fuerte olor de orina podría indicar las siguientes dolencias o enfermedades:

– Cistitis: que hace referencia a la inflamación de la vejiga.

– Deshidratación: que ocurre cuando usas o pierdes más líquido del que ingieres.

– Cetoacidosis diabética: que, según Mayo Clinic, es una complicación grave de la diabetes que se da cuando el organismo produce niveles elevados de unos ácidos presentes en la sangre que se denominan cetonas.

– Fístula enterovesical: que es una conexión anormal de los intestinos y la vejiga.

– Enfermedad de orina con olor a jarabe de arce: se trata de un trastorno genético que se manifiesta durante la infancia.

– T ranstorno metabólico: que, según MedlinePlus, es ocurre cuando hay reacciones químicas anormales en el cuerpo que interrumpen el proceso del metabolismo.

– Diabetes de tipo 2: que, según Mayo Clinic, es una discapacidad en la forma en que el cuerpo regula y usa el nivel de azúcar como combustible.

– Infección de las vías urinarias: que es una infección en cualquier parte del aparato urinario.

Concretamente el doctor Fernando Ruiz Hernández detalla para Infosalus que los pacientes deben acudir a un especialista cuando la orina huela a:

– Orina con olor a moho o a jarabe de arce.

– Orina de olor dulce

– Orina fétida

– Orina de olor anormal o inusual: que puede ir ligado con otros síntomas como abdomen distendido, náuseas, vómitos, diarrea, fiebre, pérdida de peso, ictericia, disuria, dolor de espalda y/o dolor abdominal.

– Dos o más días presentando una orina de olor anormal o inusual sin ninguna otra sintomatología.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.