Las turistas atacadas por cocodrilo en Manialtepec desoyeron al guía, se introdujeron a nadar para luego pretender descansar junto a un nido de cocodrila, la cual reaccionó instintivamente

Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. El ataque de cocodrilo a dos turistas de origen británico el pasado domingo derivó de un acto irresponsable, afirmó el vocero del Consejo Estatal de los Humedales Costeros de Oaxaca y delegado de Protección Civil Estatal en la región Costa, Esteban Vásquez.

Las turistas fueron advertidas de la zona de riesgo, la información se brinda al viajero desde el pago del tour, sin embargo esta pareja de jóvenes hermanas pese a que se les indicó que no debían nadar por la presencia de cocodrilos, se metieron a la zona, a más de 200 metros de profundidad.

El ataque no fue en el agua, aclaró el delegado, “cuando se cansó de nadar una de ellas salió a un banco de pastizal en medio de este canal de Río del Maíz, sin percatarse de que en ese espacio estaba el nido de una cocodrila que reaccionó de manera natural, instintivamente al sentir en riesgo a sus huevos, pues es junto este mes el de eclosión de huevos de estas especies”, relató. 

Esteban Vásquez precisó que eran dos lanchas las que ese domingo vendieron este tour para observar la puesta del sol y el fenómeno de bioluminiscencia en esta área de Manialtepec, eran cerca de 20 turistas nacionales y extranjeros.

Esteban Vásquez, integrante del Consejo de Humedales, se declaró experto en el manejo de cocodrilos, y de manera clara señaló que medios internacionales han distorsionado la información, pues manejan que el réptil la arrastró al agua y su hermana la recuperó, cuando nunca hubo tal suceso; un cocodrilo cuando pretende aniquilar a su presa en efecto la sumerge, prende la pieza, aprieta la mandíbula y la gira, con la intención de trozarla, en este caso no fue así.

A partir de este incidente en inmediaciones de la Boca Barra de Puerto Suelo, la propuesta del Consejo Estatal de los Humedales Costeros de Oaxaca es que todos los tour operadores que oferten viajes estas zonas, estén debidamente certificados y capacitados, pues, aunque no fue este el caso, hay muchos grupos de trabajo que ingresan a la zona de cocodrilos y meten al turismo sin tener el conocimiento necesario para una recreación segura.

Por tanto, en coordinación con autoridades ambientales y de protección civil, tanto estatales como federales, para la certificación de todo guía, siempre se dejará en claro al turismo visitante los pros y contras de una expedición de esta naturaleza; se trata de un espacio vivo, hábitat de estos reptiles carnívoros, que si bien no se lanzan contra los humanos al momento de verlos u olerlos, reaccionarán siempre de manera instintiva como todo animal y la irresponsabilidad o falta de precaución en este contexto puede representar la diferencia entre un viaje de placer o todo lo contrario.

Conviene mencionar que de acuerdo al reporte de la Secretaría de Salud que atiende el caso en uno de sus hospitales en la región Costa, una de las hermanas está fuera de peligro inminente y la segunda está grave, pero estable.  

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.