Foto: La Silla Rota
Citlalli López 

OAXACA, Oax. El excandidato de un partido político a la presidencia municipal de Matías Romero, Israel Gallegos Soto, fue colgado en el tendedero de Deudores Alimentarios Morosos de Oaxaca, espacio de denuncia abierto en Facebook por 64 colectivas feministas.

Desde hace casi siete años en que obtuvo su libertad condicional por violencia familiar y tres de demandado por pensión alimenticia, ha burlado la ley.

A pesar de que para la fiscalía y los juzgados familiares Gallegos Soto es ilocalizable, durante el reciente proceso de votaciones su paradero fue público ya que realizó campaña.

Conforme a la ley, tres de tres, su historial de denuncias le impedía contender por un cargo de elección popular, pero logró obtener el registro como candidato a edil.

El 16 de mayo de 2013 le fue iniciada la averiguación previa en la entonces Subprocuraduría de delitos contra la Mujer por Razón de Género por el delito de violencia familiar y lesiones.

En octubre de ese año Gallegos Soto fue detenido, relató Nadia, quien lucha por justicia y los derechos de su hija de casi nueve años de edad.

El 4 de marzo del 2014, indicó, fue celebrada una audiencia de suspensión de proceso a prueba y el juez quinto del Distrito judicial del Centro, Marcos Esteban León Ramírez, lo puso en libertad.

Nadia le había otorgado el perdón para que el denunciado pudiera cumplir con la responsabilidad económica con su hija.

Bajo libertad condicional, durante cinco meses dio pensión alimenticia.

Ante el incumplimiento Nadia intentó retomar el expediente de violencia familiar durante la revisión de la suspensión del proceso a prueba, pero no procedió porque las autoridades ya no lograron localizar al denunciado.

En 2018, después de incidencias reiteradas, presentó una segunda denuncia por violencia familiar pero tampoco prosperó.

A la par interpuso una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) contra la omisión de las autoridades, pero tampoco avanzó.

En mayo de 2018 presentó una demanda de pensión, pero ni siquiera ha podido llegar a la audiencia de pruebas y alegatos porque no tiene un domicilio fijo donde notificarle, no se ha podido hacer efectivo el pago de la pensión alimenticia provisional.

Tras haber agotado todas las instancias legales sin justicia, Nadia optó por el tendedero virtual de deudores alimentarios morosos, y a través de su cuenta personal en Facebook llamó a Gallegos Soto a presentarse en los juzgados a desahogar las tres audiencias pendientes.

“No se trata de si las mujeres podemos solas, es un asunto de derechos, dignidad y justicia. Mi denuncia penal y mi demanda de pensión alimenticia en contra de Israel Enrique Gallegos Soto está atorada desde el 2018 porque él carece de un empleo formal y un domicilio fijo. Hoy omitiré calificativos de mi parte sobre su persona o su conducta porque lo único que me interesa es que se comporte como un hombre y se presente en los juzgados a desahogar las tres audiencias que tiene pendiente”, expresó.

Nadia, quien por su trabajo es una persona conocida en Oaxaca, es una de las más de 50 mujeres que a través del tendedero virtual de denuncia, impulsado en Oaxaca por la activista Diana Luz Vázquez, están visibilizando las dificultades, trabas y deficiencias que existe en los sistemas de procuración e impartición de justicia, así como la violación a los derechos de la niñez por parte de los papás que se niegan a cumplir con su obligación.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.