México mostró la mejor exhibición que se haya dado en Juegos Olímpicos. Venció 6-3 a Corea del Sur y se mete en la batalla por una medalla

Agencia

TOKIO. Contundente, concentrado y brillante, así puede definirse la exhibición de México este sábado en el torneo de futbol varonil en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Un juego impecable de principio a fin, con efectividad, con peligro al frente, con orden al defender y con un Guillermo Ochoa que cumplió cuando fue requerido. Todos los ingredientes se mezclaron para el mejor partido que se le recuerde a una Selección Sub-23 participante en Juegos Olímpicos.

El ataque brilló. Sebastián Córdova, Henry Martín (ambos incluso con un doblete) y Alexis Vega, los mejores del partido. México se mostró poderoso, actuando por nota, desplegando un futbol sobresaliente, y goleó 5-2 a Corea del Sur, uno de los equipos que había mostrado gran futbol en la justa veraniega.

Pero Corea del Sur mostró pinceladas de gran futbol. Respondió con dos golazos, cortesía de Dong-Gyeong Lee.

México fue mejor de principio a fin, y con ello se ganó, de forma más que merecida, su pase a semifinales, que le vale asegurar jugar dos partidos más y la posibilidad de competir por medalla.

El próximo juego de México será el martes a las 3:00 h (hora de la Ciudad de México), ante un viejo conocido. Brasil, que logró ganarle en Cuartos de Final a Egipto.

Si los dirigido por Jaime Lozano logran ganar, asegura la plata y jugará la Gran Final, que, de ganarla, hará que México gane el tan anhelado oro, que nuestro país no consigue justamente desde Londres 2012.

México, campeona en Londres 2012, sigue su camino hacia una nueva medalla de oro en Tokio 2020 tras plantarse en semifinales venciendo a Corea del Sur en una goleada (3-6) en la que logró imponer su pegada durante unos 90 minutos en los que escasearon las defensas.

Y se veía venir, porque ambas selecciones eran las más goleadoras del torneo hasta la fecha. Diez para el equipo asiático y ocho para los americanos. Y en esta locura goleadora, se impuso el ‘tri’.

Hasta el 2-5 México solo disparó una vez más entre los tres palos (7-8), pero la efectividad fue clave. Ya al descanso ganaba 1-3. El gol de Henry Martín en el m.12 lo igualó Lee Dong-Gyeon tan solo ocho minutos más tarde, pero volvió a ponerse por delante con los tantos de Luis Romo (m.30) y Sebastián Córdova (m.39), este último desde el punto de penalti.

El seleccionador de Corea del Sur, Kim Hak-Bum, aprovechó el tiempo en vestuarios para meter un triple cambio que reactivase a su equipo. Y lo consiguió. Tan solo seis minutos después de volver al terreno de juego, Lee Dong-Gyeong firmó un tanto de bella factura pegándole de primeras con la zurda a la escuadra de la portería defendida por ‘Memo’ Ochoa, pero ahí se quedó el empuje.

Del 2-3 se pasó al 2-5 tan solo 12 minutos después. Primero Henry Martin certificó su doblete con un buen cabezazo tras el saque de una falta y en el m.64 Córdova hizo lo propio con un disparo lejano imposible para el portero surcoreano que se coló en la portería tras tocar por dentro de la cruceta.

Así de rápido decantó México su pase a las semifinales, donde se enfrentará a Brasil repitiendo la final en la que ganó la medalla de oro en Londres 2012.

Ya en el m.84 Eduardo Aguirre marcó y Hwang Ui-Jo en el primer minuto de añadido se encargó de cerrar el marcador con el 3-6.

Kang-in Lee, futbolista del Valencia, jugó los últimos 17 minutos y cerró su participación en los Juegos Olímpicos con tres goles. Por su parte, Diego Lainez, del Betis, entró también en el m.73 y dio la asistencia de gol a Aguirre.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.