Su nieta pide al Gobernador y a su esposa se reconozca a su abuelo jurídicamente como el autor de este legado cultural de Oaxaca para el mundo

Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. A los 99 años de vida, pocos minutos después de las 2 de la tarde de este martes 18 de agosto, falleció don José Cárdenas Ávila, violinista Costeño, reconocido en toda la región y más allá de esta como arreglista de los Sones de Pochutla.

Don José Cárdenas ha sido el único Pochutleco, de acuerdo a la versión de sus cercanos, en haber llevado los sones representativos de su tierra, compuestos por el mismo, al Palacio de Bellas Artes en 1983 y simultáneamente, en inmortalizar esta música alegre como parte de lo más representativo de Oaxaca, año con año en la tradicional Guelaguetza.

Vianey Rodriguez Cardenás, ejecutante de la Guelaguetza como parte de la Delegación de Pochutla y nieta de don José, recuerda como desde muy niña veía a su abuelo cada año viajar a la capital, regresaba con viandas, pan y comida de la ciudad, no había televisores y mucho menos internet, fue al paso del tiempo que estuvieron conscientes del gran evento en el que su abuelo participaba: la Guelaguetza en la rotonda de las azucenas..

Su vida transcurría así entre pensamientos y partituras, se sentaba en lo más pequeño que encontraba relata Vianey, y al final de sus apuntes pedía su nieta anotar al calce el año y eventualmente el nombre del tema, mismo que era siempre alusivo a la flora y fauna de su región Costa.

Don José Cárdenas provocó hace tres años, el reconocimiento en vida a su persona, cansado por el paso de los años, pero consciente y alegre por la aportación a su tierra, Pochutla lo homenajeo y reconoció en un gran evento en julio 2018 como el creador de sus sones.

Como nieta, Vianey relata que valora mucho su legado, ella y el resto de su familia siempre ha buscado que a don José Cárdenas se le reconozca de manera oficial y jurídica como el autor de los sones de Pochutla.

Cuenta que él quedó huérfano de padres a los 12 años pero se sobrepuso a la pérdida y encontró cobijo en la música, por ello, ahora que ha partido hace un llamado al Gobernador del estado y a su esposa Ivette Moran para inscribir a su abuelo como el creador de los Sones de Pochutla, no para cobrar regalías, aclara, sino para que el nombre de don José no se diluya en el tiempo.

La familia cuenta además con varios temas inéditos que su abuelo creo en sus últimos años, todos estos serán entregados como aporte a la cultura de Oaxaca una vez que se reconozca su nombre como el autor. 

El tenía 99 años cumplidos y su familia y él añoraban que cumpliera los 100 pero presentaba ya algunos problemas del corazón, más el cansancio de los años terminaron por vencerlo, don Pepe Cárdenas murió de un paro respiratorio pero lucía tranquilo, señala Vianey.  Tranquilo y consciente del legado eterno que ha dejado a su tierra y a su estado: Pochutla Oaxaca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.