Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Empresarios de distribuidoras de gas doméstico en la capital y zona metropolitana de Oaxaca llamaron al público consumidor a no realizar compras de pánico, por temor de que en la entidad pudiera ocurrir un escenario similar al de Ciudad de México y otras entidades donde los repartidores dejaron de suministrar el combustible por 24 horas.

Genaro Osorio Morales, gerente de una planta de gas licuado de petróleo (LP), descartó que en Oaxaca el gremio de gaseros vaya a irse a huelga indefinida como medida de presión por el tope de precios máximos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en su intento por detener el aumento del costo del producto registrado en el año de la pandemia.

Explicó que en Oaxaca los operadores del servicio están adheridos a una central sindical, reciben un salario base y comisiones por venta, mientras que en el centro del país son comisionistas o intermediarios.

Agregó que en el estado son 20 empresas dedicadas al abasto del combustible, de estas, cuatro operan en la capital y periferia de Oaxaca

No obstante, el empresario y miembro de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo y Empresas Conexas (Amexgas), expresó su preocupación por el efecto que ha tenido para los consumidores  el aumento internacional del precio del gas licuado o doméstico,  y la reciente aplicación temporal y emergente del sistema de control de precios al público emitido por el gobierno federal.

Dijo que esa decisión no garantiza una mejora a la economía o el bienestar social. Por el contrario, subrayó, “se propician las condiciones adversas para la distribución segura, eficiente y oportuna del gas LP”.

Tampoco descartó que a corto plazo provoque desempleo y desabasto, e incremente la inseguridad de las operaciones y aumente el consumo de leña de la población más vulnerable. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.