Patricia Briseño

OAXACA, Oax. La Fiscalía General de Oaxaca  abrió la carpeta de investigación por el allanamiento del domicilio y quema de dos vehículos, propiedad del presidente municipal de San Pedro y San Pablo Ayutla, Jesús Galván Rojas.

Por esta razón, la institución desplegó un equipo de peritos, conformado por expertos en distintas disciplinas, quienes realizarán las indagatorias pertinentes para esclarecer este hecho que atentó contra la vida del alcalde y la comunidad mixe, en la región Sierra Norte.

Autoridades municipales y agrarias  de San Pedro y San Pablo Ayutla, condenaron los actos violentos ocurridos la madrugada de este lunes en la población y en particular contra la autoridad constitucional.

A través de un escrito denunciaron que las hostilidades en contra del alcalde se intensificaron  con la firma de  un acta de acuerdo con la población vecina de Tamazulápam del Espíritu Santo para lograr desahogar, por la vía pacífica, un diferendo  agrario  y la disputa por un manantial.

“Para esta comunidad indígena  mixe es indignante que las múltiples  amenazas  realizadas ( en contra de la autoridad) provengan de grupos radicales de esta misma localidad”, aseguraron.

De ahí que convocaron a la celebración de una asamblea del pueblo  para acordar las acciones a seguir tras la acción violenta en contra del alcalde.

Como se recordará las poblaciones vecinas de Tamazulápam y Ayutla acordaron terminar con un añejo conflicto agrario entre ambas localidades, localizadas en la región  Sierra Norte.

Por años compartieron un mismo territorio  situación que con el paso del tiempo empeoró la convivencia de ambos pueblos, diferencias que aumentaron por la disputa por un manantial.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa respaldó el acuerdo entre ambas comunidades mixes “por alcanzar la paz y establecer las condiciones necesarias para el progreso”.

Sin embargo, un grupo de habitantes de San Pedro y San Pablo Ayutla advirtieron que unas 300 familias de esta localidad resultaron afectadas al  concretarse el acuerdo de nueva colindancia.

Acusaron al  edil  de Ayutla, Galván Rojas de entregar más de 50 hectáreas de  terrenos, bosque y un manantial sin escuchar ni consultar a la comunidad, “como se debe de cumplir en el régimen  de usos y costumbres”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.