Citlalli López

OAXACA, Oax. En menos de 24 horas dos mujeres fueron asesinadas y dos más fueron halladas sin vida, una en Juchitán y otra en Santa María Zacatepec Putla, tras varios días de haber sido reportadas como desaparecidas. En sólo 12 días de septiembre, suman siete mujeres asesinadas de manera violenta.

Ayer domingo, fue reportado el asesinato a balazos de una joven de 28 años de edad en el municipio El Tule. Ella se encontraba en su domicilio. De igual manera fue reportado el asesinato de otra joven en San Juan Bautista Tuxtepec en el exterior de una tienda de autoservicio.

Aquellos hechos se sumaron al hallazgo del cuerpo de la joven Yesenia Guadalupe A. E., originaria de Juchitán de Zaragoza, quien había sido reportada como desaparecida desde el 30 de agosto. Su cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición. Se sabe que Yesenia había sido secuestrada.

De la misma manera fue localizado el cuerpo de Maribel R. H. de 18 años de edad desaparecida el 5 de septiembre en Santa María Zacatepec.

Angélica Ayala Ortiz, presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, señaló que el caso de Yesenia es un doloroso ejemplo de cómo las instituciones, por omisiones o negligencias, son responsables del elevado índice de violencia feminicida.

“Como GESMujer exigimos que los Consejos Municipales de prevención, atención, sanción de la violencia de género, sean evaluados a fin de identificar las barreras que enfrentan para diseñar acciones de alto impacto en una región que, de acuerdo a los lamentables asesinatos violentos de niñas y mujeres, requiere de toda la atención del estado, así como el monitoreo y en su caso, sanción de quienes sean responsables de la falta de resultados ante una violencia feminicida que se incrementa día a día”, señaló.

La activista feminista recordó que 85 mujeres y niñas han sido asesinadas de manera violenta en la región del Istmo desde la declaratoria de alerta por violencia de género: 19 en Juchitán, 13 Tehuantepec, 9 en Salina Cruz, 9 en Matías Romero y 5 en Guichicovi, además de 30 casos en municipios del istmo que no cuentan con alerta de género.

Un número no identificado de niñas y mujeres fueron previamente víctimas de desaparición, Yesenia en Juchitán fue una de ellas.

“Causa una profunda indignación que desde su secuestro no se haya aplicado el protocolo de búsqueda inmediata, en una región identificada de alto riesgo para la libertad, la integridad y la vida de las mujeres”, destacó.

Ineficaces han sido las recomendaciones de fortalecer los mecanismos que permitan identificar, atender y proteger desde el primer momento a mujeres en riesgo de violencia feminicida, así como de la urgencia de la coordinación de policías estatales y municipales”, indicó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.