Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Un juez concedió un amparo a los comuneros de Juchitán de Zaragoza, en la región del  Istmo de Tehuantepec, en contra de la empresa Electricité de France (EDF), una de las más importantes a nivel mundial, para la eventual operación del parque eólico Gunna Sicarú, en una superficie aproximada de 4 mil 700 hectáreas de terreno arrendado.

La Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT), informó que un tribunal colegiado, reconoció el interés legítimo de los comuneros para la defensa del territorio, luego de que desde la década de los 70 carecen de representantes y quedaron vulnerables para defender sus bienes.

Por lo tanto, la compañía francesa “no puede seguir con el proyecto de expansión de los parques eólicos en el municipio de Unión Hidalgo y la comunidad de La Ventosa, con lo cual la situación se queda como ésta en tanto sigue el proceso legal”, dijo Bettina Cruz, activista e integrante del colectivo .

La defensora de los territorios detalló a la prensa que la comunidad interpuso el amparo contra el parque eólico, el cual busca producir 252 megawatts y obtuvo sus permisos en 2016. “No obstante, la compañía necesita la autorización de los auténticos propietarios de las tierras que son los comuneros”.

A su vez, Carlos Gonzáles, abogado e integrante del Congreso Nacional Indígena detalló que la comunidad agraria de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca y sus anexos: Santa María Xadani, Unión Hidalgo, Chicapa de Castro, Espinal y La Ventosa, interpusieron el juicio de amparo indirecto 302-2020 ante el Juzgado Sexto de Distrito, que les negó la suspensión del proyecto a los comuneros.

 De tal forma que acudieron al tribunal colegiado, que otorgó la razón al grupo de comuneros “la legitimación para actuar y defender los intereses colectivos de la comunidad”.

 Es decir,  que “al carecer de  comisariado de bienes comunales, entonces, el juez les otorgó al grupo de comuneros la capacidad para defender a la comunidad en su conjunto”.

Además, recordó que frecuentemente estas comunidades interponen recursos legales, ligados principalmente a cuestiones ambientales y de salud; pero en esta ocasión es una afectación sustantiva a la tierra y al territorio.

Por lo anterior, exigió  a los gobiernos federal, estatal y municipal, que respete esta suspensión de plano, en tanto se resuelve el juicio de amparo interpuesto, y  por lo tanto, “cese el respaldo a las empresas privadas de ocupar el territorio de las comunidades agrarias de Juchitán.”

Dentro del mismo contexto, Bettina Cruz demandó “alto a la criminalización, hostigamiento y amenazas de quienes nos encontramos defendiendo nuestro territorio en el Istmo de Tehuantepec”.

 DATO:

Actualmente en la zona del Istmo de Tehuantepec existen 29 parques eólicos y más de 3 mil 132 aerogeneradores, que aprovechan el viento, al transformarlo en energía.

El proyecto Gunaa Sicarú fue otorgado en la segunda subasta eléctrica realizada en el 2016 por el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) a Energía Eólica Oaxaca, Asociada de Energies Nouvelles Group como proyecto verde y consiste en el diseño, construcción, equipamiento, instalación, operación y mantenimiento de una central eólica con capacidad de 252 megawatts. 

El parque de EDF estaría ubicado en una superficie aproximada de 4 mil 700 hectáreas de terreno y representa una inversión estimada de 6 mil millones de pesos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.