El Apple Watch Series 7 podría retrasarse

Parece que su nueva y gran pantalla tiene la culpa

Agencia

CALIFORNIA. Hasta el día de hoy, casi todo el mundo contaba con que el Apple Watch Series 7 hiciera su debut al mismo tiempo que los iPhone 13. Ahora, a medida que se acerca el evento de septiembre que planea Apple, parece que los relojes Series 7 se retrasarán debido a problemas de producción.

Según Nikkei Asia, la raíz del problema son los “complicados diseños ” de los Series 7. Supuestamente, su producción a pequeña escala comenzó la semana pasada, pero los resultados no resultaron satisfactorios porque el diseño es “significativamente diferente” de las versiones anteriores y hubo problemas para ensamblar módulos electrónicos, componentes y pantallas. Esta demora también fue corroborada por Bloomberg, que citó a una fuente anónima cercana al asunto.

Los rumores sobre los Series 7 han sido escasos en comparación con años anteriores, pero una historia que ha sido constante es que el Apple Watch iba a sufrir un rediseño. Hasta ahora, habíamos visto algunas versiones de un reloj con el borde plano, casi más parecido a un mini iPhone. Otro de los últimos rumores indicaba que el tamaño de sus pantallas iba a aumentar: de 40 mm y 44 mm a 41 mm y 45 mm.

Pero Nikkei afirma que no es necesariamente este diseño exterior lo que está causando los problemas, aunque las nuevas pantallas jueguen un papel importante.

El artículo también indica que las nuevas funciones, como el control de la presión arterial, han hecho que Apple necesite reconfigurar el diseño interno del reloj. (El control de la presión arterial también es un rumor bastante nuevo, ya que durante mucho tiempo se había especulado que Apple estaba trabajando en el control de la glucosa en sangre). O, en pocas palabras, necesita meter más componentes en un reloj que no es mucho más grande que su predecesor.

Esto es lo que supuestamente está causando problemas de producción, un problema que solo ha sido exacerbado por la pandemia. Más concretamente, Nikkei dice que la incapacidad de Apple para trabajar en persona con sus proveedores para verificar las especificaciones implica que la compañía solo se enfrenta a los desafíos del diseño una vez que comienza la producción de sus modelos de prueba.

Parece casi seguro que volveremos a tener varios eventos de Apple este otoño. Pero hasta ahora, se pensaba que solo podría haber dos eventos. Parecía que el iPad Mini, el Apple Watch Series 7 y los AirPods 3 se lanzarían junto a los iPhone 13 en septiembre y que los nuevos MacBooks M1X y Mac Mini debutarían a finales de noviembre.

Pero ahora parece que el Apple Watch podría lanzarse durante un evento separado, al igual que ocurrió con el Series 6 y el Apple Watch SE el año pasado. También es posible que Apple pueda anunciar los Series 7 en septiembre, pero no se enviará hasta mucho más tarde.

Honestamente, esto es casi imposible de predecir porque eso dependerá de cuándo los Series 7 entren en producción en masa. Y no podemos saber cuándo entrarán en esa fase hasta que sus modelos de prueba no resulten satisfactorios. Básicamente, todo se reduce a la rapidez con la que Apple puede solucionar estos problemas de producción. El resto de nosotros tendremos que esperar hasta septiembre para ver cómo sale todo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.