Agencia

CALIFORNIA. Hasta Google sabe que los usuarios de Bing le utilizan principalmente para buscar la palabra “Google”. Ese es el nuevo argumento que esgrime el gigante de internet como parte de su defensa para que la Unión Europea reconsidere una multa de 5,000 millones de dólares impuesta en 2018 por prácticas anticompetitivas.

La lógica de Google es que el que los usuarios de Bing le utilicen mayormente para usar el motor de búsqueda de Google, prueba que los usuarios utilizan el portal de búsquedas a conciencia, sin ningún tipo de presión para que lo hagan así. Sucede que en su momento la multa impuesta se debió a que fue considerado que Google impulsó injustamente su propia app de búsqueda en smartphones Android, afectando así el entorno competitivo.

El núcleo del argumento presentado en Europa por el abogado de Alphabet, Alfonso Lamadrid, y reportado primero por Bloomberg no es del todo desconocido. A finales del 2019, una consultora de análisis que hizo un estudio sobre posicionamiento de buscadores encontró que un buen volumen de búsqueda en Bing es precisamente “google chrome”.

Luego entonces, no es de extrañar que el navegador de Google sea el más utilizado, sea a través de una app dedicada o a través del portal. “La gente usa Google porque lo prefieren así, no porque sean forzados”, dijo el abogado Lamadrid ante una corte en la Unión Europea.

La multa en cuestión es la más grande que se ha impuesto por conducta anticompetitiva desde Bruselas. Es solo una de tres que la Unión Europea impuso a Google entre 2017 y 2019. Las otras dos fueron en conjunto por 3,000 millones de dólares y Google está apelando todas ellas.

El proceso de apelación acaba de iniciar y el dato de Bing seguramente será el primero de muchos argumentos que Google esgrimirá. La decisión final de la Unión Europea podría darse hasta 2022.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.