El número de entrenadores mexicanos sigue a la baja; dos de ellos ya perdieron su trabajo en el actual torneo, mientras los foráneos gozan de la paciencia de su directiva

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. La salida de Víctor Manuel Vucetich de la dirección técnica de Chivas, después de una victoria y pese a que el Rebaño Sagrado está en zona de calificación y a dos puntos de la zona directa de Liguilla, confirma que a los entrenadores mexicanos se les tiene poca paciencia.

El Torneo Grita México Apertura 21 ha sido el primero en la historia en el que menos entrenadores mexicanos iniciaron el curso: cinco, pero a la Jornada 9 ya solo quedan cuatro y, en el caso de Chivas, Michel Leaño es interino y la directiva maneja la opción de algún extranjero, lo que bajaría más el número de técnicos mexicanos.

Héctor Altamirano fue el primero en perder el trabajo, el Pity fue cesado en la Jornada 6; en su lugar, la directiva contrató al uruguayo Leonardo Ramos. Vucetich fue el segundo, algo sorpresivo, pues estaba en zona de Liguilla, pese a su 48.14 por ciento. Sin embargo, clubes con registros más bajos que Vucetich aún mantienen a sus entrenadores extranjeros; por ejemplo, Mazatlán, con Beñat San José, que registra 37.03.

Y qué decir de Robert Dante Siboldi, que en Tijuana (último lugar de la clasificación) apenas alcanza el 22.22 por ciento. Y en el caso de un equipo grande está Andrés Lillini, quien solo tiene un 25.92, pero Pumas atraviesa una crisis financiera como para finiquitar su contrato.

¿Por qué los directivos le dan poco margen a los entrenadores mexicanos? Mario Trejo, ex director deportivo de Pumas explica que “siempre ha habido una tendencia de algún sector a pensar o creer que lo que es del extranjero, lo que viene de fuera es mejor, y hay ocasiones en que sí, pero no siempre”.

En tanto, Eduardo de la Torre, quien fue vicepresidente deportivo de Cruz Azul en dos etapas, analiza que esta situación “tiene varias aristas: la parte del entrenador y su preparación, la parte de la oportunidad, y hasta en el punto de vista mediático, porque cuando se le da la oportunidad a un técnico joven (los medios) demeritan esa oportunidad, pero lo más importante es el respaldo en el momento crítico, porque todos los entrenadores los tienen y casi siempre hay más respaldo con un técnico extranjero”.

En tanto, Eduardo de la Torre, quien fue vicepresidente deportivo de Cruz Azul en dos etapas, analiza que esta situación “tiene varias aristas: la parte del entrenador y su preparación, la parte de la oportunidad, y hasta en el punto de vista mediático, porque cuando se le da la oportunidad a un técnico joven (los medios) demeritan esa oportunidad, pero lo más importante es el respaldo en el momento crítico, porque todos los entrenadores los tienen y casi siempre hay más respaldo con un técnico extranjero”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.