Foto: Twitter @SANC.astronomia

Usuarios en redes sociales compartieron las imágenes de un objeto cuyo origen ha sido explicado por la NASA

MVS/ Pamela Salcedo

Una posible “bola de fuego, meteorito o basura espacial” sorprendió en la noche de este lunes seis de septiembre, cuando usuarios en redes sociales alertaron de una luz roja en Oaxaca.

El objeto fue visto por los habitantes de ciudad Ixtepec, en medio de una tormenta que sacudió el día de ayer a la entidad, indica Infobae.

Sin embargo, ante el desconocimiento de la luz, lo ciudadanos no evitaron sentir algo de temor, aunque también aprovecharon para captar el momento en fotografías.

Y es que el suceso fue descrito como un “extraño fenómeno”, además de que algunos lo señalaron de “paranormal”.

Por tal motivo, también se consideró como una “bola de fuego”, o meteorito que probablemente había impactado en la atmósfera e incluso basura espacial que se aproximaba a la Tierra.

No obstante, las aclaraciones no tardaron en llegar, debido a que se trata de un fenómeno denominado ‘Sprite’ o ‘espectro rojo’.

¿Qué son los ‘sprites rojos’, las luces visibles en el cielo?

Primero es de aclarar que dichas luces no provienen del espacio exterior, pues de acuerdo con la NASA, suelen suceder por una descarga eléctrica.

La forma que la descarga puede legar a tener es hasta de una “gran medusa”.

Si bien no son fáciles de ver, debido a que no aparecen en todas las tormentas eléctricas, se descubrieron cerca de 30 años atrás.

Empero, la NASA o Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, previamente ha aclarado que la causa a ciencia exacta aún es desconocida.

“Estos misteriosos estallidos de luz en la atmósfera superior se asemejan momentáneamente a medusas gigantes. Una característica inusual de los ‘sprites’ es que son relativamente fríos”.

Por su parte, la Sociedad Astronómica ‘Niolás Copérnico’ (SANC), formada por estudiantes de Oaxaca, explicaron que este tipo de descargas “se producen en la mesosfera a 50-90 kilómetros de altitud”.

Además, los ‘sprites rojos’ se encuentran por encima o en el tope de las nubes o cumulonimbus, y las tormentas pueden llegar a producir entre 1 y 776.

Con dicha información queda claro que la luz roja en Oaxaca no fue una bola de fuego, meteorito o basura espacial, sino simplemente un ‘sprite rojo’.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.