Foto: Ilustración
Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. En el marco del 15 de septiembre en que México celebró al rememorar el inicio de la lucha por la independencia de nuestro país, cuando el cura Miguel Hidalgo y Costilla tocó las campanas de la iglesia del pueblo de Dolores Hidalgo, llamando a la gente a que se uniera a su lucha contra el dominio español, es una costumbre de todos y cada uno de los pueblos de México festinar de manera oficial y particular; los gobiernos federal, estatales y municipales organizan actos públicos donde la autoridad emula a Hidalgo dando desde el balcón central el Grito de Independencia para luego entonar el himno nacional y dar paso a la fiesta entre pirotecnia, música y comida; sin embargo, por el momento de pandemia por el Covid-19, en el 2020 y este 2021 el exhorto fue suspender festividades para tratar de frenar el número de contagios.

Fueron cientos de munícipes que en acuerdo con su cabildo determinaron con anticipación cancelar las fiestas patrias ante la tercera oleada covid; y, por el contrario, solicitaron reforzar las medidas sanitarias emitidas por las autoridades de salud.

Esta notificación la hicieron oficial ante la Secretaría General de Gobierno (Segego), Tlaxiaco en la Mixteca, lo mismo que el ayuntamiento de Putla Villa de Guerrero; en suma, los delegados regionales de la Segego reportaron la suspensión total de festividades patrias en 381 municipios, mientras que 189 realizaron actos protocolarios a puerta cerrada o a través solamente de redes sociales, pero no masivos.

Pochutla, Huatulco, Pluma Hidalgo, Colotepec, Tonameca, San Pedro el Alto, San mateo Piñas, Santo Domingo de Morelos, son parte de la lista que hicieron el Grito de Independencia en sus respectivos poblados a puerta cerrada y trasmitieron a través de redes sociales de sus respectivos ayuntamientos. San Mateo Piñas, por ejemplo, fue el único municipio que realizó izamiento de bandera durante la mañana y la tarde, sin ningún otro acto oficial.

Contradictoriamente a las casi cinco mil muertes por covid en Oaxaca, una parte de autoridades municipales del estado continúan en reto a la muerte, es el caso ahora de San Juan Cotzocon Mixe, quien autorizó en su municipio tres días de fiesta desde el pasado 13 y hasta este 15 de septiembre: torneo de toros con grupos musicales en vivo, con bolsas a repartir por 12 mil, 41 mil y 20 mil pesos cada día de fiesta, anotando en letras chiquitas en sus carteles publicitarios, que el uso de cubrebocas era obligatorio y aplicarían medidas de sanidad.  Invita, cierra el cartel, la comisión de festejos, la autoridad municipal y el pueblo en general.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.