Foto: ilustración
Patricia Briseño 

OAXACA, Oax. A cinco personas asesinadas, entre ellas adultas mayores, aumentó la cifra preliminar de víctimas habitantes de las comunidades de Guerrero Grande y Ndoyonoyuxi, en jurisdicción del municipio mixteco de San Esteban Atatlahuca, presuntamente a consecuencia del ataque armado y quema de casas provocado por un supuesto grupo de desconocidos.

De acuerdo con versiones preliminares de corporaciones policiacas este sábado continúo la arremetida violenta sobre Guerrero Negro donde murieron  Marcos Barrios, de 80 años; Tomás García, de 41 años y Margarita Sandoval.

Estás agresiones iniciaron el pasado jueves cuando hombres armados tomaron por asalto la comunidad de Ndoyonuyuji, asesinaron a Remigio Gregorio Reyes García y Rafaela Quiroz Sandoval, de 69 y de 66 años de edad, padre y madre de Pedro Quiroz, autoridad de esa comunidad indígena mixteca.

Como consecuencia del clima de violencia y zozobra las comunidades se encuentran en la situación de desplazamiento forzado  interno, por lo que 25 familias encontraron refugio en  las instalaciones del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, en la ciudad de Tlaxiaco, “aunque no se descarta que el número de familias aumente, ya que algunas personas se encuentran desaparecidas o escondidas”, advirtió el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CEDHAPI) 

La organización civil solicitó la intervención inmediata de las fuerzas de seguridad pública para rescatar a unas 30 personas, entre mujeres y menores de edad, habitantes de la comunidad de Mier y Terán, quienes temen correr la misma suerte que sus vecinos de Ndoyonuyuxi y Guerrero Grande.

De igual manera, ante el clima de inseguridad y ataques constantes contra pobladores de agencias y territorios de San Esteban Atatlahuca, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), demandó a las autoridades estatales y federales intervenir en la localidad para detener las agresiones que están generando desplazamientos de personas al interior de la comunidad.

El organismo autónomo envió un equipo de defensores al lugar, además de emitir medidas cautelares para solicitar a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, lleve a cabo las investigaciones correspondientes por los homicidios, e implemente el protocolo de búsqueda de personas.

La Fiscalía General del Estado informó en la víspera que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, Policía Estatal, Ejército Mexicano, Guardia Nacional y servicios periciales habría acudido a población Ndoyonuyuxi a realizar el levantamiento de los cuerpos e inspeccionar el lugar con el fin de brindar seguridad perimetral. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.