El Parlamento de Francia tomó la decisión de suspender cualquier encuentro de futbol profesional cada 5 de mayo, fecha trágica para el país galo.

AFP

PARÍS. El Parlamento francés adoptó definitivamente este jueves, por votación del Senado, una proposición de ley que prevé que ningún partido de futbol profesional se juegue cada 5 de mayo en el país, en homenaje a las víctimas de la catástrofe del estadio de Furiani, que causó 19 muertos el 5 de mayo de 1992.

Ese día, antes del inicio de la semifinal de la Copa de Francia entre Bastia y Marsella, el derrumbamiento de la parte alta de una tribuna provisional del estadio de Furiani causó la muerte de 19 personas, además de 2.300 heridos.

Apoyada por el gobierno, la proposición de ley prevé modificar el código del deporte para “que ningún partido o manifestación deportiva” de Ligue 1, de Ligue 2, de Copa de Francia y del Trofeo de Campeones (Supercopa) se juegue en 5 de mayo. Para el futbol amateur, el texto prevé la organización de un minuto de silencio y que los jugadores lleven brazaletes negros cada 5 de mayo.

El voto del Parlamento responde a la petición del colectivo de víctimas y sus familias, representado en las tribunas del Senado, frente a las reticencias de la Liga de Futbol Profesional y de la Federación. Senadores lamentaron la ausencia en el banco del gobierno de la ministra Roxana Maracineanu, que se encontraba en un desplazamiento acompañando al presidente francés, Emmanuel Macron.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.