La inversión fomentará la producción de genéricos del fármaco molnupiravir por parte de empresas, en particular indias, a las que Merck ya ha concedido una licencia

Agencia

CALIFORNIA. La Fundación Bill y Melinda Gates anunció este miércoles una inversión de hasta 120 millones de dólares para facilitar el acceso de los países pobres a un prometedor medicamento contra el covid-19 en forma de píldora.

El laboratorio estadunidense Merck ha desarrollado un medicamento, el molnupiravir, que reduce en gran medida el riesgo de hospitalización y muerte cuando se toma en los primeros días de la infección.

Este tratamiento consiste en tomar comprimidos y es por tanto fácil de administrar. Además, representa una alternativa a las vacunas, en particular para los países que tienen dificultades para acceder a ellas.

Su autorización está siendo evaluada actualmente por el regulador estadunidense de los medicamentos, la FDA.

Merck planea fabricar las dosis necesarias para 10 millones de tratamientos antes de fin de año.

Pero gran parte pueden beneficiar a los países ricos, como fue el caso de las vacunas.

El suministro global (de vacunas) fue comprado por los países ricos”, dijo Trevor Mundel, presidente de la división de salud global de la fundación.

Algunos fabricantes de genéricos “dijeron que pueden producir fácilmente 10 millones de tratamientos por mes, pero el problema es que probablemente no lo harán hasta que vean cuál es la demanda y quién pagará” por su trabajo, explicó.

La Fundación Gates también ha permitido el desarrollo de una técnica “más sencilla y rentable” para fabricar este fármaco, que se ha compartido con los fabricantes de genéricos.

También prevé invertir parte del dinero en programas de comunicación en torno al uso de este fármaco, para que sea conocido en estos países y que se utilice adecuadamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.