Foto: Elizabeth Sánchez, consejera presidenta del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca/ Zona Roja
Citlalli López 

OAXACA, Oax. Su nombramiento como consejera presidenta del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca, convierte a Elizabeth Sánchez González en la primera mujer en este espacio en la creación de este órgano electoral local.

Su llegada -expresa- materializa la lucha de muchas mujeres a lo largo de décadas; “ahora toca a quienes estamos dentro de las autoridades electorales, corresponderles”, manifestó.

Elizabeth Sánchez es zapoteca, originaria de Tlacolula de Matamoros. Al ser hija de migrantes parte de su niñez la vivió en Estados Unidos.

Es abogada especialista en derecho electoral, derechos humanos de las mujeres, pluralismo jurídico, sistemas normativos indígenas, acceso a las mujeres a la tierra y a los cargos agrarios.

Actualmente es integrante de Casa Común A.C, organización no gubernamental que promueve la participación política de las mujeres indígenas y afromexicanas, así como los derechos de los pueblos y comunidades indígenas a la libre determinación.

Como consejera, cargo asumido a partir del 27 de octubre, advierte un reto importante en el marco del proceso electoral para el cambio de gubernatura, dentro del cual -dijo- debe de preverse y resolverse los distintos conflictos que hay al interior del estado.  “Se deben de visualizar, anticiparse a ellos para tener una jornada electoral tranquila”, destacó.

El proceso “sin duda también es un reto personal. Al interior del instituto vamos a haber muchas mujeres, seremos cinco, la mayoría y eso me parece que resultará ser un apoyo. Juntas podemos hacer muchas cosas y unidas en contra de los ataques que podrían venir. Considero que este consejo estará muy vigilado por parte de los medios de comunicación y de la ciudadanía precisamente porque está en manos de mujeres”, señaló.

Elizabeth Sánchez inició su experiencia en materia electoral en el Instituto Estatal Electoral de Oaxaca, donde fue subdirectora de usos y costumbres.

Ocupó la sindicatura municipal en Tlacolula de Matamoros, tras haber ganado un juicio de protección de derechos políticos de la ciudadanía, a partir del cual se impulsaron las iniciativas de paridad en los ayuntamientos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.