Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Luego de pernoctar por un día en el centro del municipio de Matías Romero, en el Istmo de Tehuantepec, los participantes de la  caravana migrante denominada «Libertad, Dignidad y Paz «, se enfiló a Sayula de Alemán, Veracruz.

Durante su estancia en la ciudad ferrocarrilera los migrantes  reconocieron el apoyo de los locatarios y vendedores  de los mercados de los pueblos de la región en su andar por Oaxaca, en donde siempre recibieron  la solidaridad de los istmeños quienes les obsequiaron alimentos para preparar.

Alrededor del mediodía de  este domingo la caravana  integrada por menos de  mil personas salió de Matías Romero para avanzar hacia la frontera con Veracruz, aunque intentaron  repetir la estrategia del viernes pasado de subirse a tráileres de plataforma que les apresurara su trayecto, esto no ocurrió debido al operativo de la Guardia Nacional.

Elementos de la corporación federal reforzaron la vigilancia sobre la carretera 185 Matías Romero-Palomares lo que impidió que los camiones de plataforma y caja seca ofrecieran un “ride” a las personas migrantes; los operadores tuvieron que estacionarse a un costado de la carretera por orden del mando policiaco. Lo que provocó un embudo en ese punto de la zona norte del Istmo.

Uno de los coordinadores de la caravana, Irineo Mújica Arzate sostuvo que “el gobierno federal pretende “destruir” la caravana, incluso, todos los tráileres los contiene la Guardia Nacional para poder contener la migración», dijo. Sin embargo, los participantes continuaron su ruta a pie, a pesar de las ráfagas de viento del evento norte y la lluvia pertinaz que acompaña el frente frío, número ocho.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.