Patricia Briseño


OAXACA, Oax., La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2021, que en esta ocasión midió la violencia contra las mujeres durante la pandemia por Covid-19 concluirá el próximo 30 de noviembre.

Jorge López Guzmán, coordinador estatal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la encuesta estuvo a cargo de 60 profesionistas en psicología, derecho, trabajo social y comunicación, quienes se desplazaron a 136 municipios donde entrevistaron a 4 mil 379 oaxaqueñas.

Desde 2003, esta encuesta genera información sobre la dinámica de las relaciones que se dan en los hogares, por ejemplo, la violencia contra las mujeres en los distintos ámbitos: escolar, laboral, familiar, comunitario e institucional.

Hasta la fecha se han realizado cuatro Endireh (2016, 2011, 2006 y 2003) y la más reciente, de 2016, por primera vez incluyó atención obstétrica,  abuso sexual en la infancia y violencia digital. Ahora, en 2021, esta encuesta incluirá violencia durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19

López Guzmán explicó que este ejercicio estadístico es una encuesta nacional que recopila información de mujeres de 15 años de edad y más para documentar la violencia física, económica, sexual, emocional y patrimonial que han enfrentado a lo largo de su vida y en diferentes periodos de la misma.

Dijo que hasta ahora se siguen utilizando los datos generados en 2016 para elaborar políticas públicas. Por ejemplo, que 66.1 por ciento de las mujeres entrevistadas declararon haber sufrido al menos un incidente de violencia a lo largo de su vida en al menos un ámbito, ejercida por cualquier agresor.  

En ese entonces también se documentó que las entidades con mayor prevalencia de violencia contra las mujeres eran Querétaro, Jalisco, Estado de México, Aguascalientes y Ciudad de México y que la violencia comunitaria ocurría con mayor frecuencia en la calle y en su mayoría era de tipo sexual.

Otros datos obtenidos a través de la encuesta son que en el caso de la violencia familiar, los últimos 12 meses, a partir de la fecha en que se levantó la encuesta, los agresores más señalados son los hermanos, el padre y la madre; mientras que  los principales agresores sexuales son los tíos y los primos. Además, en promedio, cada mujer declaró ser víctima de agresores.

En el caso de la violencia en pareja, en 2016 se encontró que 78.6 por ciento de las encuestadas declaró no haber solicitado apoyo ni haber presentado una denuncia. La principal razón para no hacerlo fue porque pensaron que era “algo sin importancia”, la segunda fue por miedo a las consecuencias y la tercera por vergüenza.

La encuesta del presente año permitirá obtener información precisa sobre la violencia durante la pandemia, que vaya más allá de contar con datos que provienen de las llamadas al 911, registros administrativos de las instituciones de justicia o de los provenientes de instituciones que brindan ayuda a las mujeres en situación de violencia.

El Inegi ajustó la metodología de esta encuesta, a petición  del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), al incluir la medición de la violencia en personas con discapacidad y se incorporó una pregunta sobre si las mujeres han sido víctimas de la difusión de material personal e íntimo por mecanismos digitales.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.