Close up of eye with tear

Las lágrimas artificiales pueden brindar un alivio temporal en muchos de estos casos, pero no tratan las causas subyacentes.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. Los ojos necesitan lágrimas para mantenerse sanos y sin molestias. El problema viene cuando los ojos no producen la cantidad suficiente de lágrimas y tiende a resecarse. Esta condición hace que hablemos de ojo seco, que además empeora en otoño con la llegada del frío, los cambios de temperatura, el viento y la aparición de determinados alérgenos.

El ojo seco también ocurre cuando las lágrimas no tienen la combinación adecuada de elementos o cuando la película lagrimal no es como debería ser.

Síntomas del ojo seco

Según la Academia Americana de Oftalmología (AAO), estos son algunos de los síntomas del ojo seco.

• Picazón y ardor en los ojos.

• Sensación de arenilla dentro del ojo.

• Visión borrosa.

• Líneas de moco en el interior o alrededor de los ojos.

• Ojos rojos o irritados. Esto ocurre especialmente cuando está en un lugar con viento o cerca de humo de cigarrillos.

• Lagrimeo constante.

Según una encuesta reciente realizada por esta organización, el ojo seco interfiere con muchos aspectos de la vida cotidiana, como conducir de noche, leer, usar una computadora y mirar televisión.

Confusión con otras afecciones del ojo

Los expertos explican que el ojo seco a menudo se confunde con otras afecciones. “La enfermedad de la superficie ocular es muy compleja con muchos subtipos y síntomas superpuestos. Muchos síntomas están etiquetados y tratados como ojo seco, pero es posible que los pacientes no mejoren porque están sucediendo otras cosas”, explica los especialistas de la AAO.

La conjuntivitis alérgica, la blefaritis, la disfunción de la glándula de Meibomio y el síndrome del párpado flácido son algunos de las muchas afecciones que se pueden denominar incorrectamente como enfermedad del ojo seco.

¿Por qué el ojo seco es tan difícil de tratar?

Tratar el ojo seco no es sencillo. Las lágrimas artificiales pueden brindar un alivio temporal en muchos de estos casos, pero no tratan las causas subyacentes, sigue esta organización.

“Hay un número creciente de herramientas de diagnóstico para identificar la raíz de los problemas y un número cada vez mayor de tratamientos para abordarlos”, señalan estos expertos, que animan a los pacientes a no desfallecer.

En la actualidad, existen muchas opciones de tratamiento y encontrar una solución puede implicar algo de prueba y error. Muchos especialistas consideran necesario combinar terapias y hacer algunos cambios en el estilo de vida.

Cambios en la dieta y lágrimas artificiales 

Nuestro oftalmológo nos puede sugerir cambios en el estilo de vida o en la dieta. Algunas pacientes encuentran alivio de los síntomas del ojo seco al complementar su dieta con ácidos grasos omega-3, que se encuentran naturalmente en alimentos como el pescado azul (salmón, sardinas, anchoas) y semillas de lino.

Otro posible tratamiento es el uso de medicamentos tópicos o píldoras que previenen la inflamación y la infección o medicamentos aprobados por las agencias reguladoras. En este sentido, apunta la AAO, se espera que nuevas terapias estén disponibles en los próximos 1 a 3 años.

La otra opción son las lágrimas artificiales, gotas para los ojos similares a las naturales. Estas no necesitan receta y hay varias marcas. Pero, si las utilizamos más de seis veces al día o tenemos alguna alergia a los conservantes, se debe de optar por lágrimas libres de conservantes. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.