Ante el cambio de temperaturas, animales ponzoñosos buscan refugio dentro de los hogares, siendo un riesgo para las personas

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. Advierte IMSS que en esta temporada de frío se incrementan picaduras de arañas. Debido a las bajas temperaturas, los insectos buscan refugio en lugares cálidos. La “Viuda Negra” y la “Violinista“.

El Instituto Mexicano del Seguro Social, advierte a la población sobre la proliferación de arañas en temporada de frío. El coordinador de Prevención y Atención a la Salud, doctor Adrián Rodríguez Pacheco, indicó que con el descenso de temperatura se presenta una mayor presencia de estos insectos al interior de las viviendas y por lo tanto un incremento en la incidencia de personas con intoxicación a causa de picadura de animales ponzoñosos.

Por lo tanto, el especialista exhortó a la ciudadanía a que esté alerta y tome en cuenta algunas precauciones. Rodríguez Pacheco informó que en la entidad existen las arañas conocidas como “Viuda Negra” y “Violinista”, que son sumamente peligrosas y ponen en riesgo la vida de las personas de no atenderse oportunamente.

Indicó que los síntomas de picadura de estos animales pueden provocar afecciones del sistema nervioso central, y destrucción de los glóbulos rojos. El coordinador señaló que en el caso de la mordedura de viuda negra, ocasiona dolor abdominal, sudoración, dolor de tórax, calambres y sensación de quemazón en la zona de la mordida, debido a que el efecto es neurotóxico y afecta al sistema nervioso central.

Enfatizó que si se deja evolucionar, puede originar fallas en los órganos vitales y causar la muerte. Por lo tanto, Adrián Rodríguez recomendó que se extreme la limpieza en las casas, tanto al interior, abarcando pisos y muebles, como al exterior, para eliminar las arañas que puedan quedar refugiadas en cacharros, macetas o acumulamiento de tierra o escombro.

Igualmente indicó que es durante las semanas previas y posteriores al otoño, cuando se presenta la mayor frecuencia de personas agredidas por estos insectos, porque entran a las casas para refugiarse de la temperatura que empieza a disminuir.

El médico resaltó que el hábitat de estos arácnidos regularmente son los sitios oscuros, de ahí que se refugian debajo de las camas, en los guardarropas y en los zapatos. Finalmente, exhortó a los derechohabientes para que en caso de haber sufrido la mordedura de un arácnido, no se automediquen y acudan directamente a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que les corresponda o en caso de ser urgente a las áreas de urgencias hospitalarias para que puedan dar el tratamiento correspondiente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.