El director del CIDE, ante un grupo de estudiantes, aseguró que se encuentran listos para el diálogo pero primero es necesario que entreguen las instalaciones

Agencia / EFE

CIUDAD DE MÉXICO. El director General del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), José Antonio Romero Tellaeche, condicionó el diálogo con estudiantes a la entrega de las instalaciones de dicho centro, mismas que fueron tomadas desde el lunes pasado.

El director, al presentarse ante un grupo de estudiantes que mantienen la toma, aseguró que se encuentran en la mejor disposición de entablar un diálogo pero primero es necesario que entreguen las instalaciones.

“Primero necesitan entregar las instalaciones, lo que queremos es un cambio para bien de la institución”, indicó.

Después de que María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no asistiera a la mesa de diálogo a la que convocaron estudiantes, profesores y exalumnos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), se convocó a una marcha pacífica este sábado 4 de noviembre.

La marcha se llevará a cabo este sábado a las 10:00 h y partirá del Parque Hundido con dirección a las instalaciones del Conacyt, ubicadas en la alcaldía Benito Juárez.

los estudiantes indicaron que no dejarán las instalaciones hasta que se establezca una mesa de diálogo y se lleven a cabo las negociaciones.

“Lo que buscamos es que se acepten nuestros pliegos petitorios, hay uno de profesores y otro de estudiantes. Esperamos que se cumplan ciertos requisitos mínimos que tenemos para empezar a negociar: una carta de no represalias a quienes tomaron las instalaciones, y sobre eso vamos a trabajar” señalaron los estudiantes.

La Junta de Gobierno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que dirige María Elena Álvarez-Buylla, confirmó la designación de Romero Tellaeche, quien fungía como director interino desde agosto, pese a las denuncias de “arbitrariedades”.

Mientras se daba el nombramiento, decenas protestaban fuera de la sede del instituto, en el poniente de la Ciudad de México, con consignas como “el CIDE resiste” y “va a dirigir a puerta cerrada”.

Después de esto, varios estudiantes se atrincheraron en el interior de las instalaciones de la institución en Ciudad de México y también en Aguascalientes (centro).

El martes, la entonces coordinadora de Administración y Finanzas del CIDE, Dimpna Gisela Morales, se reunió con los estudiantes y horas después fue destituida y en su lugar ocupará dicho puesto desde este miércoles Adolfo Fernández.

El CIDE, considerado uno de los centros públicos de investigación con mayor prestigio en México, causa controversia desde agosto, cuando renunció su director Sergio López Ayllón por falta de entendimiento con el Conacyt, que se ha alineado a la política ‘antineoliberal‘ de López Obrador.

Tras ello, Romero Tellaeche entró como director interino de la institución y desde entonces los estudiantes han denunciado los despidos “arbitrarios” de la secretaria académica, Catherine Andrews, y del director del CIDE en la Región Centro, Alejandro Madrazo.

La pugna del CIDE es un reflejo de los crecientes choques entre la comunidad académica de México y el Gobierno de López Obrador, quien el año pasado ordenó suprimir los fondos con los que operaba ese y otros centros de investigación.

López Obrador replicó contra el CIDE las críticas que hizo el mes pasado a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más grande de Latinoamérica, a la que ha acusado de “derechizarse” y de no estar “a la altura de las circunstancias” para combatir al “periodo neoliberal”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.