MVS

CIUDAD DE MÉXICO. El acto de celebración organizado por el Gobierno Federal, con motivo del tercer año del presidente de la República no tiene justificación, porque los resultados para el país son negativos, advirtió el coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política subrayó que las crisis que viven los ciudadanos en materia de economía, empleo, inflación, seguridad y Covid-19, pandemia que ha dejado como saldo cientos de miles de muertos, no motivo de festejo.

Manifestó su respeto por el punto de vista de los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que calificaron como “equivocadas” las críticas al Ejecutivo, sin embargo, los saldos en contra para el país, son un hecho.

“¿Pero dígame usted cuál es el saldo de la pandemia? 450 mil personas muertas, reconocidas oficialmente o por algunas de las áreas oficiales, porque otras dicen que menos. Estamos seguramente arriba del medio millón de personas fallecidas”, recriminó.

AMLOFest, riesgo para la salud

Tampoco tiene sentido ir a arriesgar la salud en el Zócalo capitalino, ante el riesgo de la llegada de la nueva variante de coronavirus al país, y mientras el mundo está retomando las medidas de prevención de contagios y decesos, agregó el diputado Moreira Valdez.

“La reunión en el Zócalo, cada quien sabe a quién arriesga. Yo creo que no vale la pena ahora arriesgarnos todos en un tema de salud, cuando el mundo se está dando cuenta de lo que pasa”, abundó.

¿Quién pagó el “acarreo”?

 El coordinador parlamentario de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Luis Espinosa, demandó aclarar quién pagó por todos los camiones estacionados alrededor del recinto y que llevan a las personas “acarreadas” al acto del presidente de la República en el Zócalo.

El congresista indicó que lo más preocupante del evento masivo organizado por la Presidencia, es el alto riesgo de contagio por COVID-19, en medio de la alerta mundial por la detección de la variante ómicron.

“La Cámara está rodeada de camiones, supongo que son de gente que espontáneamente vendrá hoy al Zócalo al evento. Un número importantísimo, toda la Cámara está rodeada de camiones, incluso escoltados de policías. Hay que ver quién paga estos acarreos masivos”, planteó.

Agregó que convocando a la población a concentrarse en la Plaza de la Constitución no cambiarán las graves consecuencias de decisiones gubernamentales equivocadas, como los cientos de miles de muertos por coronavirus y por la violencia que priva en el país.

Los discursos en la plaza pública tampoco resolverán la inflación descontrolada, el encarecimiento de la canasta básica, el desabasto de medicamentos que afecta principalmente a personas con enfermedades graves como el cáncer y el preocupante avance en la militarización del país.

Pese a la molestia de los congresistas de Morena, que acusan a la oposición de “cerrar los ojos” ante los avances del Gobierno Federal, no hace falta forzar la vista para darse cuenta de las condiciones que viven los mexicanos.

La inflación por encima del 7 por ciento, los más de 400 mil fallecimientos por COVID-19 y las ejecuciones masivas a las que llamó “carnicerías” que se han registrado recientemente en puntos del país como Zacatecas, son hechos que la oposición no “inventó”.

Calificó como “surrealista” y “absurdo” el punto de vista oficial, expresado por el vocero de la Presidencia, respecto a que en los primeros tres años de gobierno se lograron fincar las bases de la llamada transformación.

“El sol no se puede tapar con un dedo”, no se ha erradicado la pobreza, no hay empleos mejor pagados y tampoco terminó la corrupción, recriminó el congresista y como ejemplo, señaló los casos de los hermanos, hijos y distintos funcionarios públicos allegados al primer mandatario, involucrados en actos irregulares y abusos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.