Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. Los grupos inconformes en San Martín Peras, municipio perteneciente al Distrito de Juxtlahuaca, en la Mixteca, deberán trasladarse la próxima semana a esta ciudad de Oaxaca para firmar en la Secretaría General de Gobierno (Segego) un acuerdo que cese la pugna en dicho ayuntamiento, en donde el pasado martes 18 el munícipe, Román Juárez, fue encarcelado y liberado al día siguiente, desde entonces, por decisión personal se mantiene en exilio, sin salir de su hogar por temor a lo que pueda suceder.

El subsecretario de Fortalecimiento Municipal de la Segego, Francisco Martín Vela Gil, reconoció que este conflicto viene desde meses atrás al haberse fortalecido un grupo detractor a la autoridad, que exige la desaparición de poderes con el argumento de irregularidades, ya obtuvieron su renuncia, entregó incluso las llaves del palacio, pero ahora lo que exigen es que formalice esta renuncia ante el Congreso del estado y auditoría a su administración, refirió  

Respecto a supuesta injerencia de grupos y organizaciones ajenas a la región e incluso del extranjero, el subsecretario dijo que como Segego han dialogado solamente con el grupo inconforme que encabeza Elpidio Ramírez, un joven originario del pueblo que ha vivido en el extranjero, así como con Román Juárez.

Cabe señalar que este conflicto ha estado a punto de la violencia, por ello la Policía Estatal se mantiene a distancia, pero vigilante, pues la comunidad no permite su ingreso, igual que en gran parte de la región, donde la elección de sus autoridades es por sistemas normativos o usos y costumbres.

Román Juárez estaba por culminar su periodo en el mes de mayo, sin embargo, dada la exigencia del grupo inconforme ha sido indispensable la mediación para dirimir el conflicto.

Finalmente, Vela Gil puntualizó que como autoridades de estado, no pueden tomar parte a favor de uno u otro grupo, pero reconoció que el del presidente de San Martín Peras es uno de los varios casos que se presentan en municipios de Oaxaca.

El munícipe de Peras se hizo viral meses atrás cuando se difundió un video que muestra el momento en que durante un evento popular y al parecer en estado de ebriedad, arremetió a golpes contra un ciudadano que le habría gritado «ratero», en la vía pública, lo dejó tirado y siguió su camino.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.