Maira Ricárdez

Carmelita tiene 60 años como enfermera, es la más orgullosa, vive muy agradecida con Dios porque en sus palabras, no fue su fuerza, ni sus conocimientos quienes la acercaron a la enfermería, fue la voluntad divina. Para ella, la jubilación puede seguir esperando pues aún tiene mucho por hacer.

Ella es Carmelita Carrasco Mendoza, en 6 décadas de servicio ha pasado por todas las áreas, incluso en los 60s, dio consultas en las comunidades más alejadas de Oaxaca.

En cada frase, agradece la experiencia ganada en su campo, ella estuvo en la Mixteca, en el Istmo, y posteriormente llegó a los Valles Centrales, actualmente se desempeña en el Hospital Civil de Oaxaca en el área de quirófano, preparando, desinfectando y clasificando todo el material para canalizarlo.

La vida de Carmelita como enfermera tuvo que combinarse con la de madre de 5 hijos, trabajó 15 años de noche para poder ejercer su profesión, mientras su esposo y su sobrino cuidaban a los menores, de día se ocupaba de los quehaceres y dormía unas pocas horas, “Fue difícil combinar la enfermería con la maternidad y el trabajo en el hogar, pero hoy, amada por hijos y nietos, me siento orgullosa y feliz”.

Ella es Carmelita Carrasco, una de las 8 mil enfermeras y enfermeros adscritos al sector salud del Estado, que fueron reconocidos y felicitados por la noble labor que acompaña e impulsa el ejercicio de la medicina.

Carmelita Carrasco Mendoza lleva 60 años de servicio

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.