Foto: JLP
Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Ante el acelerado aumento de contagios por Covid-19, en su variante Ómicron, habitantes de la ciudad de Oaxaca y algunos municipios aledaños han decidido disminuir de manera voluntaria sus salidas a lugares públicos y de esparcimiento.

Como resultado del monitoreo realizado en el Centro de Control, Comando y Comunicación (C4) de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, se observó que del pasado lunes 17 al viernes 21 de enero, “la reducción en el flujo peatonal y vehicular es evidente, disminuyeron las clases presenciales; oficinas públicas restringieron sus horarios y servicios, como medida preventiva por el aumento exponencial de la cuarta ola de la pandemia”.

A una solicitud de información pública acerca de si las 489 cámaras de videovigilancia interconectadas al C4 han advertido la reducción de la movilidad de los habitantes de la ciudad y municipios conurbados de Oaxaca, el centro de monitoreo confirmó “la gente disminuyó el tiempo por las calles, se distanció y evita tumultos”, señaló.

“Aunque todas las actividades están abiertas, se ha visto una reducción considerable de personas locales en los puntos de concentración como mercados, plazas comerciales, restaurantes, lo que coincide con la expansión del virus”, precisó.

En contraste, son los turistas quienes ocupan las calles y lugares de esparcimiento, desestimando las normas sanitarias, toda vez que no usan cubrebocas ni respetan la sana distancia.

Incluso, el sistema de monitoreo del C4, a través de la policía de proximidad ha intervenido en discusiones entre propietarios de bares con turistas, debido a que estos últimos “toman el virus de manera muy superficial, se niegan a usar cubrebocas y saturan los espacios» .

Por separado, Yuko Nakamura López, jefa de la Unidad de Epidemiología de los Servicios de Salud de Oaxaca, dijo que la gente es testigo de la rapidez de la propagación de la variante Ómicron y la capacidad de contagio, lo que provoca temor ante el posible contagio.

«Una gran parte de la población ya entendió en protegerse, a pesar de que no hay tanta mortandad; cada vez son más personas que tienen un familiar o conocido enfermo por Covid-19, saben por los medios de comunicación que Ómicron no es una simple ‘gripita’, que la mejor manera de salir delante de la enfermedad es aislarse y evitar el contacto con el exterior», remarcó.

DATO

En el Centro Estatal de Emergencias trabajan 400 personas en áreas del C4, número de auxilio 9-1-1 y denuncia anónima, 089, entre otros servicios, no obstante, a partir de fecha reciente, el personal labora al 50 por ciento de forma presencial, dividido en tres turnos.

A partir de los contagios por Covid-19, el C4 reportó 17 personas enfermas, mientras que en las subsedes en los municipios conurbados de San Sebastián y San Pablo Etla, tres casos positivos en una plantilla laboral de 65 elementos.

El sistema de monitoreo C4 con 17 casos activos por Covid19 descarta suspender sus actividades de inteligencia en la ciudad y zona metropolitana

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.