AP

ROMA. El mexicano Hirving Chucky Lozano regresó ayer a las canchas tras superar el covid-19, pero fue expulsado del partido en el que su equipo, el Nápoles, perdió 5-2 en casa ante la Fiorentina, luego de una prórroga que jugó con nueve hombres, y quedó eliminado en octavos de final de la Copa de Italia, donde el AC Milán sufrió de más pero logró vencer 3-1 al Génova.

Tras este triunfo, el equipo dirigido por Vincenzo Italiano se enfrentará en cuartos de final al Atalanta, que ayer también se clasificó a la siguiente ronda al superar 2-0 al Unione Venezia.

El serbio Dusan Vlahovic, más rápido que el defensa británico Axel Tuanzebe, adelantó al minuto 41 a la Fiore, pero el Nápoles respondió a continuación con un gol del belga Dries Mertens (44) para conseguir el empate 1-1 momentáneo.

No obstante, la Fiorentina, que en el 45+2 se quedó con 10 hombres por la expulsión de su arquero Bartlomiej Dragowski, logró adelantarse de nuevo con una diana de Cristiano Biraghi (57).

El Nápoles sufrió luego dos expulsiones. Al 84, el Chucky Lozano vio la tarjeta roja por un planchazo contra el argentino Nicolás González, tan sólo 20 minutos después de haber ingresado a la cancha.

Mientras en el tiempo de compensación, al 90+3, el español Fabián Ruiz también fue echado por doble cartón amarillo, dejando a los dueños de casa con sólo nueve elementos. Cuando parecía que la Fiore se quedaría con el triunfo, un gol de Andrea Petagna al 90+5 empató el marcador (2-2) y forzó el alargue.

Pero en esa prórroga, el Nápoles sufrió al tener que jugar con nueve elementos y sólo pudo replegarse intentando evitar las ofensivas de los visitantes.

Lorenzo Venuti (105+1) adelantó de nuevo a la Fiorentina y luego sentenciaron Krzysztof Piatek (108) y Youssef Maleh (119).

“Me gustó mucho la reacción del equipo”, señaló el entrenador de la Fiorentina, Vincenzo Italiano. “Estoy contento de haber pasado la ronda, pero sobre todo de haber recuperado a mi equipo”, agregó el entrenador, quien además se dijo satisfecho por la actitud y la imagen mostrada por sus jugadores, después de la derrota 4-0 ante el Torino en la liga italiana el pasado fin de semana.

Este jueves se disputó otro partido en los octavos de final de la Coppa y el AC Milán, segundo de la Serie A, sufrió pero pudo eliminar en la prórroga al Génova (3-1), que entrena su ex atacante Andrei Shevchenko. Los genoveses se adelantaron en San Siro al minuto 17, con gol del noruego Leo Ostigard.

El francés Olivier Giroud igualó para los rossoneri al 71. En la prórroga, el portugués Rafael Leao (102) y el belga Alexis Saelemaekers (112) sentenciaron para los lombardos.

El Milán no contó en este partido con el atacante sueco Zlatan Ibrahimovic, suspendido.

Tras el encuentro, el entrenador del Milán, Stefano Pioli, admitió que su equipo no tuvo un buen enfoque de este cruce con el Génova, aunque respiró aliviado por haber podido ganar al final: “No planteamos bien el partido, entramos en el campo con poca energía y seguramente es culpa mía. Luego mejoramos, pero la próxima vez trabajaremos mejor”.

En cuartos de final, el Milán se enfrentará a Lazio o Udinese, que se miden el martes de la próxima semana.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.