La feria de electrónica CES empezó en un formato mixto virtual y presencial por las complicaciones derivadas de la pandemia del covid-19

Agencia

LA VEGAS. Las novedades de Samsung y Sony y los tractores que se conducen solos de John Deere fueron algunos de los momentos estelares de la feria de electrónica CES, que empezó en un formato mixto virtual y presencial y que quedó deslucida por las complicaciones derivadas de la pandemia del covid-19.

A diferencia de lo ocurrido en 2020, cuando el evento fue 100 por ciento digital, este año sí que hay una parte presencial en Las Vegas pero la fuerte incidencia de ómicron durante las últimas semanas ha derivado en una rebaja muy significativa de la asistencia física.

Así, algunos de los expositores más destacados como Amazon, Microsoft, Intel, Google, Meta (Facebook), AMD, General Motors y BMW, que hace unos meses habían anunciado su intención de acudir presencialmente, finalmente no tuvieron representación en persona en la ciudad del juego, pero sí mantuvieron sus actos virtuales.

El fabricante surcoreano Samsung se llevó gran parte de la atención durante la primera jornada del evento al mostrar por primera vez al público su nuevo pequeño y elegante proyector Freestyle con una resolución de 1080 píxeles y un precio de 899 dólares.

Además de proyector, el dispositivo de Samsung emite luz y funciona como un altavoz inteligente, puede rotar hasta 180 grados y es fácilmente transportable (algo que tradicionalmente había sido un problema en este tipo de aparatos).

Como “medida de precaución adicional” por ómicron, los organizadores de CES decidieron hace unos días reducir en un día la duración del evento, que se celebra del 5 al 7 de enero, en lugar de hasta el 8 de enero como inicialmente estaba planeado.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.