El coordinador de Atención Oncológica, Enrique López Aguilar, destacó que estos estudios permiten que los especialistas tengan mejores elementos para aplicar los tratamientos

mvsnoticias.com

En el marco de la reunión número 71 con madres y padres de niños con cáncer, autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informaron sobre la realización de estudios de mínima residual a pacientes pediátricos oncológicos con leucemia, con el objetivo de anticipar si un menor en tratamiento tiene riesgo de sufrir una recaída.

Lo anterior, para cambiar el esquema de quimioterapia o intensificar su aplicación, así como derivar oportunamente a un menor que es candidato a trasplante de médula ósea.

El coordinador de Atención Oncológica, Enrique López Aguilar, destacó que estos estudios permiten que los especialistas tengan mejores elementos para aplicar los tratamientos teniendo como resultado que las remisiones del cáncer sean más largas y una mejor tasa de supervivencia.

Comentó que quedó establecido que el estudio de mínima residual (EMR) se lleve a cabo al finalizar un tratamiento o al año de haberlo comenzado, para conocer si hubo remisión completa del cáncer, y antes y después de un trasplante de médula ósea.

En el encuentro virtual, se expuso que en la última semana se integraron 97 personas en la Aplicación de Pacientes Oncológicos (APO) que llega a siete mil 482 registros, 40 por ciento pediátricos y 60 adultos.

Además, continúa la capacitación del personal de enfermería de esta en el manejo de accesos vasculares, “ya son 76 enfermeras y enfermeros capacitados y está en proceso la validación para realizar un curso a partir del 8 de febrero, a fin de sumar a cien más”.

De igual forma, se acordó revisar el tema de donación de sangre y plaquetas, así como el traslado de donantes del Hospital General Regional No. 2, El Marques, Querétaro.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.