La especialista y psicóloga clínica María Camila Navas nos explicó qué es la ansiedad, cuáles son sus causas y síntomas, y las mejores estrategias para gestionarla.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones de estrés: presentar un examen, hablar en público o empezar un nuevo proyecto. Sin embargo, puede volverse una situación crónica y perjudicial cuando afecta el buen desarrollo de la vida diaria.

Para evitarla, lapsicóloga clínica y magister en terapias de tercera generación CEO de neuroinsight, María Camila Navas, nos explica cómo manejarlo.

La ansiedad es un trastorno del estado de ánimo caracterizado principalmente por una gran inquietud, respuesta motora cognitiva y fisiológica alterada relacionada con estímulos desencadenantes, que pueden ser internos o externos.

Existen muchos tipos de ansiedad como las fobias, el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo-compulsivo, o el trastorno de estrés postraumático, entre otros.

La ansiedad es de origen multicausal, es decir, no hay una sola razón que la genere. Sin embargo, comúnmente se desarrolla desde la infancia, el tipo de crianza utilizada por los padres puede crear la tendencia a dar respuestas anticipatorias.

Por lo general se debe a situaciones altamente estresantes vividas en diferentes momentos de la vida, o a factores genéticos o de temperamento. Todo eso puede llevar a permanecer en un estado de alerta frecuente.

-Preocupación constante por eventos que aún no han sucedido

-Baja tolerancia a la frustración

-Malestar emocional relacionado con no poder controlar todo en la vida diaria

-Hiperactividad del sistema nervioso simpático (reflejado en el aumento en la tasa cardíaca, frecuencia respiratoria, sudoración).

-Temores excesivos o irracionales

-Impaciencia o irritabilidad

-Mareos

-Molestias gástricas sin razón médica

-Alteración en el patrón de sueño

-Pensamientos obsesivos recurrentes y difíciles de controlar

-Conductas de evitación de situaciones o sensaciones que generan malestar.

La ansiedad no desaparece, ya que en su justa medida es funcional en el desarrollo de las personas. Contribuye a que podamos anticiparnos y prepararnos para eventos futuros. Sin embargo, en exceso, y cuando perdemos el control y afecta nuestra vida y objetivos diarios, se debe gestionar para que trabaje en nuestro favor y no en nuestra contra.

Ayudan las actividades físicas, tener hábitos de vida saludable, manejar tiempos y actividades de manera organizada, practicar yoga o ejercicios de meditación y de atención plena, y por supuesto, asistir a valoración por salud mental psicológica o psiquiátrica.

¿Qué recomienda para mejorar sus síntomas de manera natural?

-Comer saludable, evitando comida chatarra y dulces.

-Hacer ejercicio de manera regular

-Apartar tiempos para actividades de ocio

-Meditar o hacer rutinas de yoga

-Tener buenas rutinas de sueño y alimentación

-Tomar bastante agua

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.