Redacción 

OAXACA, Oax. El Planetario Nundehui ha sido un lugar emblemático de diversas generaciones de la niñez oaxaqueña, aquí han conocido sobre las maravillas del universo, alentado su conocimiento e interés por la astronomía.

Con 46 años de funcionamiento el Planetario fue construido en 1973, fue hasta el año 1979 que pasó a manos del Gobierno del Estado de Oaxaca. Actualmente está bajo resguardo de la Secretaría de Administración, la cual ha procurado que niñas y niños vivan una experiencia tridimensional del espacio y los ecosistemas del planeta de manera única.

Situado en la cima del Cerro del Fortín destaca en su composición arquitectónica un domo de 360 grados, donde se encuentra su corazón: este es un proyector planetario, que bajo métodos mecánicos reproduce los diferentes misterios del cosmos.

A través de sus proyecciones astrológicas y de naturaleza como “Viajemos al espacio”, “Hábitat Natural” y “Conociendo el Sistema Solar”-con una duración de 40 minutos- ha permitido brindar un momento de asombro y entusiasmo a chicos y grandes, al tiempo que concientiza sobre el cuidado de la Tierra.

Asimismo, por su historia e importancia, el Planetario Nundehui cuenta con parte de los meteoritos “Allende” y “Toluca”, los cuales son exhibidos al público como otro de sus atractivos.

Con el paso de los años, la Secretaría de Administración ha realizado adecuaciones, a fin de ofrecer mayor comodidad y eficiencia a las y los usuarios, conservando su antigüedad para el disfrute y goce de más generaciones.

Cabe señalar que el Planetario mantiene sus puertas cerradas por ahora, ante la contingencia sanitaria que atraviesa el estado, por lo que en cuanto las condiciones lo permitan se reabrirán las instalaciones para recibir con sus novedades a la niñez y juventud oaxaqueña.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.