Casos de hepatitis en niños aun sin una causa general

De los niños que presentaron hepatitis, 17 necesitaron trasplante de hígado y uno falleció, de acuerdo con reportes de la Organización Mundial de la Salud.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. Los casos de hepatitis en niños de 10 años sin causa viral aparente encendieron las alarmas de las autoridades sanitarias alrededor del mundo. Desde enero de este año, 190 menores han sido estudiados en 12 países por presentar cuadros graves de salud debido a esta condición.

La hepatitis se refiere a la inflamación del hígado. Puede ser por causas no infecciosas como consumo de bebidas alcohólicas, obesidad, enfermedades autoinmunes y consumo de fármacos.

Pero generalmente ocurre por una infección viral, y son la hepatitis A, B, C, D y E las principales responsables de la inflamación de las células del hígado. Lo inusual es que ninguno de los casos registrados en niños presentan estas características.

También causa preocupación que los casos de hepatitis infantil afecten incluso a niños menores de cinco años y que en algunos casos se requiera trasplante, señalan autoridades y especialistas.

Los signos de alerta

El Departamento de Salud de Reino Unido, país en el que se reportaron los primeros casos de hepatitis infantil, alertó sobre los síntomas que han presentado los pacientes. 

Entre ellos destaca la ictericia, que es la coloración amarilla principalmente en la piel y en los ojos. El padecimiento también incluye orina oscura, heces pálidas, picazón en la piel, dolor muscular, fiebre, decaimiento, cansancio, pérdida de apetito y dolor de estómago.

El reporte de la institución detalla que los casos son aún más predominantes en menores de cinco años que, inicialmente, presentaron síntomas de gastroenteritis, como diarrea o náuseas, seguidos por la aparición de la ictericia.

A inicios de abril, médicos de agencias de salud pública en Reino Unido anunciaron que se encontraban investigando, desde enero, 74 casos de hepatitis en niños menores de 10 años que no tenían la presencia de los virus habituales que la causan.

Hasta ahora se habla de que los adenovirus podrían causar el padecimiento. Estos son una familia de virus que generalmente provocan enfermedades leves y de rápida recuperación sin complicaciones; aunque no suelen causar hepatitis, no se descarta la rara posibilidad.

Destaca la idea de los serotipos 40/41 de la especie F de adenovirus, pues ha estado presente en múltiples casos analizados. Es una de las principales causas de gastroenteritis pediátrica aunque en pocas veces provoca enfermedad grave u hospitalización.

Tampoco queda fuera la combinación de los adenovirus con factores ambientales u otras infecciones, como el covid-19. Pero sí se negó que la causa sea una posible consecuencia del esquema de vacunación por el coronavirus.

Los casos de hepatitis infantil han avanzado por Europa en países como Dinamarca, Irlanda, Holanda, Italia, Noruega y España. En Estados Unidos se identificaron al menos nueve casos sospechosos.

De los niños que presentaron hepatitis, 17 necesitaron trasplante de hígado y uno falleció, de acuerdo con reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) retomados por Reuters.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.