Exigen justicia para Elizabeth, víctima de intento de feminicidio

Citlalli López 

OAXACA, Oax. El viernes 15 de abril, Elizabeth J. fue golpeada por su marido Wilfrido G.C., con un bat de béisbol, le dejó lesiones incapacitantes. El victimario, fue detenido ese mismo día por la policía municipal de San Blas Atempa, pero fue liberado por unos de los elementos al día siguiente, sin ningún cargo.   

Ella, además de enfrentar amenazas de muerte, también hace frente a un proceso burocrático y de abandono institucional, que le ha impedido el acceso a la justicia así como a la salud.

La joven de 29 años de edad, se dedica a la elaboración de totopos, con ese trabajo enfrenta la responsabilidad de la manutención de sus tres hijos, dado que Wilfrido G. C., es deudor alimentario moroso.

El día del intento de feminicidio ocurrido en la casa de Elizabeth, el agresor le exigió que llenará de agua una alberca inflable, ella se rehusó porque debido a la escasez del vital líquido están obligados a comprarla. Sin embargo, él no aporta nada de dinero para los gastos.

Elizabeth explicó que ella ahora está viva, gracias a la intervención de su hijo de 10 años de edad, quien al verla en el suelo tirada y sin fuerzas, se metió a defenderla y por este hecho recibió dos batazos de su padre.

Tras la agresión, acudió inmediatamente a la Fiscalía de Santo Domingo Tehuantepec para denunciar el delito, sin embargo, no recibieron atención mediante el argumento de que ya era tarde, y el personal estaba cansado.

Aun con las lesiones y el riesgo de su vida y la de sus hijos de 10, 8 y 6 años de edad, les pidieron regresar al día siguiente.

Así lo hicieron y por errores del personal, tuvieron que rendir su declaración este 20 de abril; cinco días después de los golpes que casi le quitan la vida.

Las autoridades tampoco consideraron las lesiones del menor de edad, pese a que la denuncia en redes sociales fue ampliamente replicada.

Además de que la Secretaría de Salud de Oaxaca como la Fiscalía General del Estado de Oaxaca tienen ya conocimiento del caso, hasta ayer por la noche, Elizabeth no había sido contactada para recibir la intervención institucional.

Lizeth, hermana de Elizabeth, explicó que debido a que son gente de escasos recursos, no tienen el dinero suficiente, ni para las radiografías, ni para los siguientes estudios que se le tuvieran que hacer.

Por ello, exigen justicia y que la persona responsable de las lesiones ocasionadas se haga cargo tanto de los gastos, además de que enfrente el proceso penal debido al intento de feminicidio.

Elizabeth, ahora está viva pero esta semi paralizada, no puede valerse por sí misma y aun así tiene a su cargo la manutención de sus tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.