La chirimía y el tambor con su ritmo ancestral, rasgan el silencio tristemente y así comienza la procesión, a pesar de la multitud, todo es solemnidad, fervor, respeto, nadie hace ruido, solo se respira silencio.
Luz Palacios / Jorge Luis Plata

OAXACA, Oax. Como parte de las actividades propias de la Semana Mayor, se realizó la Procesión del Silencio, una tradición que reunió a la feligresía oaxaqueña, turistas nacionales y extranjeros.

Tras dos años de no llevarse a cabo debido a la pandemia por Covid-19, retornó a las calles esta actividad efectuada como es costumbre el Viernes Santo, uno de los días más importantes del triduo pascual, pues de acuerdo a la liturgia católica se rememora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Así, con más fervor que nunca, las calles del Centro Histórico lucieron abarrotadas por oaxaqueños y turistas que, con asombro, fueron testigos de la solemnidad, y sincretismo de la muestra religiosa y cultural.

La Procesión del Silencio es una tradición española que llegó a través de la orden de los Carmelitas Descalzos, pero que Oaxaca la ha hecho propia, con sus estandartes, relicarios, así como las imágenes representativas,  que se han convertido en símbolo, arraigo e identidad oaxaqueña.

Este Viernes Santo día del pésame a la Virgen, por la muerte de su hijo Jesús, en cuyo marco se efectúa la Procesión del Silencio, fue encabezada por el Arzobispo Pedro Vásquez Villalobos, quien pidió a las y los oaxaqueños unirse en oración por Cristo nuestro señor  camino a la gloria de Dios, “porque Jesús entregó su cuerpo y derramó su sangre para el perdón de los pecados y para la salvación de los hombres”.

Durante la procesión del silencio, solo los tambores y la chirimía que marca el compás del andar se pudieron escuchar,en el caminar de la feligresía se puso de manifiesro dolor y misticismo esparcido en el aire.

La chirimía y el tambor con su ritmo ancestral, rasgaron el silencio y así comienzó la procesión, a pesar de la multitud, todo fue solemnidad, fervor, respeto, nadie hace ruido, solo se respira silencio.

De esta manera inició la caminata silenciosa, con un respeto poco inusual, primero va la cruz y los criales, que precedieron a toda la procesión; después los estandartes bordados en plata o en oro, portando relicarios antiguos, posteriormente las damas de la Tercera Orden de Santo Domingo, acompañando al señor de la Columna.

En escena un  hombre descalzo, encapuchado, que cargó una cruz grande y pesada, luego la Cofradía de las Siervitas; damas de la Virgen de Dolores, pertenecientes al Templo del Patrocinio que data de finales de los años 1700, el Santo Entierro, además de las Legionarias y Siervas de la Virgen María.

En la procesión se pudieron observar enormes lanzas, adornadas cada una de ellas con motivos de la pasión del señor, la corona de las espinas, los tres clavos, la sábana santa, éstas fueron portadas por otra Cofradía, le acompañaba la escultura de la Preciosa Sangre de Cristo que se venera en la iglesia del mismo nombre.

Todas en riguroso luto acompañando a la Santísima Virgen, quien fue cargada en andas por otros penitentes también encapuchados.

La representación que inició en Iglesia de la Preciosa Sangre de Cristo y recorrió la calle de Macedonio Alcalá, hasta el Jardín Carbajal, calle Xólotl, calle García Vigil, hasta llegar a la Catedral, donde concluyó.

Este legado Dominico es posible gracias al Párroco del Templo de la Preciosa Sangre de Cristo, Pedro Osorio, así como la y los oaxaqueños Ana Bravo Vasconcelos, José Humberto Palancares y Carlos Ocampo Prieto, que impulsaron esta celebración y que con el paso del tiempo se ha convertido en una tradición.

Con el objetivo de brindar auxilio a la ciudadanía el Heroico cuerpo de Bomberos de Oaxaca, se dio cita en la procesión, además trabajadoras y trabajadores del municipio de Oaxaca de Juárez  apoyaron en la recolección de basura y llevaron bolsas para depositar los desechos  y mantener limpias las calles.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.