Te explicamos cómo detectar esta condición potencialmente peligrosa para la salud que puede presentarse de regular a severa.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. Los ronquidos de tu pareja no te dejan dormir y este problema se puede convertir en una verdadera pesadilla por varias razones: Te despiertas cansado o cansada porque te costó trabajo volver a dormir una vez que los ronquidos te despertaron a medianoche.

Tu pareja tampoco descansó bien por todas las veces que la moviste tratando de que dejara de roncar. Surge un resentimiento entre ambos.

De tu parte, sientes que tu pareja no toma en serio el problema y no hace lo suficiente por buscar una solución. Y desde el punto de vista de tu pareja, puede sentir que no está bien tratar de cambiar sus patrones de sueño de toda su vida o de imponerle que vaya a ver a un especialista o que use ciertos productos y equipo incómodo por la noche para dejar de roncar.

Roncar puede ser un signo de algo más grave para el roncador.

Por todas estas razones es que existen especialistas en trastornos del sueño y ronquidos que frecuentemente ayudan a las parejas casi como si fueran consejeros matrimoniales. El Dr. Omar Ahmed, es uno de estos especialistas; otorrinolaringólogo especializado en medicina del sueño del Hospital Houston Methodist, quien nos comenta, “ambas personas deben ceder un poco cuando se trata de problemas de ronquidos porque la falta de sueño de ambas partes no conduce a una relación en pareja sana”. 

Sin embargo, dormir en cuartos separados todas las noches tampoco es saludable en una relación. Esto sin mencionar que para muchas parejas esto ni siquiera es una opción si no cuentan en casa con un cuarto extra.  Entonces ¿qué hacer cuando una pareja se encuentra en esta situación para que la guerra de los ronquidos no termine en un divorcio? El Dr. Ahmed nos responde varias preguntas al respecto. 

Yo recomiendo dilucidar qué tipo de ronquido es el que enfrentamos. Existen dos principalmente: La apnea del sueño, que es cuando la garganta se cierra y la respiración se corta y de súbito vuelve a comenzar; y así repetidamente durante toda la noche.

Esta es una condición potencialmente peligrosa para la salud y puede presentarse de regular a severa.  El otro tipo es el ronquido primario, que es el clásico y ruidoso sonido en las vías respiratorias altas que no presentan apnea o corte en la respiración. Es muy molesto, pero no implica riesgos a la salud.

Primero que nada, busca signos de apnea en tu pareja ya que identificando qué tipo de ronquido tiene tu pareja, es más fácil proceder con una solución. Escucha con detenimiento el ronquido de tu pareja por una hora al menos, contesta las siguientes preguntas y haz tus observaciones. Tu pareja: ·  ¿Usualmente duerme toda la noche, pero amanece cansado o cansada? · 

¿Experimenta somnolencia e irritabilidad durante el día? ·  ¿Se despierta frecuentemente por razones desconocidas? (es decir no por la necesidad de ir al baño o porque algún ruido le despertó). ·  ¿Dejó de respirar entre 5 a 10 segundos o más en cada respiración? ¿Cuántas veces ocurrió esto? ·  ¿Notas que le cuesta jalar aire mientras duerme o se despierta a sí mismo por la necesidad de jalar aire? · 

¿Tu pareja tiene obesidad? Es decir, ¿su índice de masa corporal (IMC) es mayor a 30?, ¿tiene presión arterial alta o tiene una circunferencia de cuello mayor a 40 cm? Si respondiste que sí a todas las preguntas anteriores, hay evidencia de que tu pareja tiene signos de apnea del sueño.

Si respondiste que no a todas las preguntas es probable que no exista apnea del sueño sino solamente ronquido primario. Si respondiste sí a alguna de las preguntas o no tienes certeza, lo mejor es realizar un estudio del sueño. 

La manera más fácil es que tu médico te refiera a una clínica del sueño certificada. También se puede hacer en casa, aunque el estándar de oro es realizarlo en una clínica.

Típicamente se le coloca al roncador un reloj especial para hacer ciertas mediciones mientras duerme. Este es el único equipo que se requiere para hacer la prueba en casa.

Muchas aseguradoras cubren este tipo de pruebas pero lo mejor es checarlo antes para estar seguros. Y los resultados normalmente nos indican de qué tipo de ronquido se trata. 

Se debe referir a tu pareja a un neumólogo. Hay tres tipos de apnea del sueño y dependiendo del nivel es que se determina el riesgo a la salud.

El especialista del Hospital Houston Methodist nos explica que, “Cuando los pulmones tienen que soplar con presión contra una garganta cerrada, tienen que trabajar mucho más duro y esto tiene consecuencias como sentirse cansado durante el día pero con el paso del tiempo, si no se trata el problema, pueden surgir enfermedades del corazón, derrame cerebral o la exacerbación de otros problemas crónicos de salud.

Las máquinas CPAP, que parecen como máscaras de gas, se utilizan para proporcionar oxígeno continuamente durante el sueño y son altamente efectivas. Si tu pareja tiene sobrepeso es muy importante bajar de peso para prevenir la apnea del sueño.

En este punto yo recomendaría acudir a un otorrinolaringólogo como yo. Cuando los pacientes llegan a mi después de haber hecho todas estas pruebas, es muy valioso porque ahorramos mucho tiempo en el proceso.

El otorrinolaringólogo, también conocido como doctor de oídos, nariz y garganta, revisará la anatomía de varias estructuras de tu pareja para ver si no tiene el tabique desviado, problemas en la alineación de la mandíbula, lengua y garganta.  

lgunos pacientes presentan paladar más suave o amígdalas más grandes de lo normal que ocasionan vibraciones que generan el sonido del ronquido. Existen aparatos que ayudan en este sentido e incluso cirugía, para casos más severos de ronquido primario.

Otros consejos caseros importantes para prevenir los ronquidos El Dr. Ahmed nos da otros consejos importantes para prevenir el ronquido primario: Irse a dormir antes que la pareja roncadora y pedirle que no se acueste sino hasta 15 a 30 minutos de que tú te hayas ya dormido.

Usar audífonos con música suave hasta que te hayas dormido y luego cambia por tapones para los oídos que sean especiales para dormir. Utiliza almohadas para que tu pareja se mantenga de lado, ya que dormir boca arriba o boca abajo, incrementa los ronquidos.

Utilizar aparatos de ruidos blancos o música suave en la habitación. Si todo esto falla, intentar dormir en otra habitación, aunque sea unos días a la semana para no afectar la relación. Recuerda, este problema debe tratarse en pareja con cariño, comprensión y requiere esfuerzo de ambas partes.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.