CNDH evidencia discriminación en penal federal de Miahuatlán contra mujer transgénero

La recomendación establece que se debe brindar atención psicológica, psiquiátrica y medicamentos a ambas víctimas, y el personal penitenciario se debe de referir a ellas con el nombre con que se identifican.
Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Por violaciones a los derechos humanos, a la igualdad y no discriminación en agravio de dos personas transgénero privadas de la libertad, una de ellas en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) de Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oaxaca, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación, a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). 

La CNDH emitió una serie de puntos recomendatorios al comisionado de Prevención y Readaptación Social de la SSPC, José Ángel Ávila Pérez, en los que solicita que, dentro de los penales federales, haya un protocolo de atención para personas LGBTTTIQ+ en situación de reclusión, con un enfoque diferencial y especializado, con lenguaje incluyente y no sexista. 

A través de un comunicado, el organismo autónomo expuso la queja presentada por una mujer transgénero, quien argumentó malos tratos al ingresar al reclusorio, localizado en la región Sierra Sur. 

La agraviada refirió no reconocieron su personalidad jurídica, la raparon y solo le permiten usar ropa femenina, confeccionada por ella misma, en su celda, no así en áreas comunes. 

También le retiran aretes y otros accesorios femeninos que confecciona personalmente, esto aunado a que el personal penitenciario, no la llama por su nombre de mujer, sino por su identidad anterior.  

Tras el análisis de los expedientes y de las entrevistas realizadas a dos internas en los penales de Oaxaca y Guanajuato, la Comisión pudo concluir que se ha violentado el libre desarrollo de la personalidad como derecho protegido dentro del ámbito de la vida privada. 

Además del reconocimiento de la personalidad jurídica de las personas LGBTTTIQ+, ya que no se les ha permitido vivir de acuerdo con el género con el que se identifican, lo que vulnera su derecho a la igualdad y no discriminación.  

La recomendación establece que se debe brindar atención psicológica, psiquiátrica y medicamentos a ambas víctimas, y el personal penitenciario se debe referir a ellas con el nombre con que se identifican.  La Comisión Nacional solicita implementar cursos a las personas que forman parte de la comunidad LGBTTTIQ+ para que conozcan sus derechos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.